Archivo de la etiqueta: crisis

SILENCIOSO Y SUTIL…

1 HOJA

57 mujeres asesinadas en 2015 a causa de la violencia de género. 57 personas muertas en manos de sus parejas o exparejas. Es la máxima expresión de superioridad de un hombre hacia una mujer, el gran escaparate de la desigualdad de género. Pero la desigualdad de género no radica unicamente en esas 57 mujeres, se encuentra también en las pequeñas cosas, en los gestos más sutiles y desapercibidos de la vida cotidiana; estamos hablando, por supuesto, de los micromachismos.

La violencia invisible

El micromachismo se trata de un conjunto de actos por parte de la figura masculina que hacen que abuse de su poder. Es una especie de violencia que se da en la vida cotidiana. Se da una manera tan sutil que suele pasar desapercibida, pero refleja las actitudes machistas y la desigualdad de las mujeres con respecto a los hombres. Viene del término micropoderes, procedente del sociólogo francés Foucault. El micromachismo es la base de las demás formas de violencia de género; del maltrato psicológico, emocional, físico, sexual y económico. Es ese tipo de desigualdad, que por su intensidad no mata y pasa desapercibido, es cotidiano y en muchos casos aceptado también. Son machismos que se propagan con una facilidad pasmosa y muchas veces se dan por buenos o aceptables. Esto ocurre porque están tan interiorizados que apenas los percibimos o porque son considerados pequeños e insignificantes y no les damos relevancia. Pero lo cierto, es que lo son muy importantes. Son pequeños detalles que no permiten ni a hombres ni a mujeres avanzar en igualdad.

El día a día de cada persona está repleto de acciones, de gestos y palabras cargadas de sentido o intencionalidad; es cuestión de todos poder detectar aquellos mensajes que atentan contra la libertad. Expresiones del tipo “no sabe aparcar, seguro que es una mujer”, “eres una nenaza, “los hombres no lloran”, “si querías trabajar haberlo pensado antes de tener hijos/as” o realidades como que en los baños públicos siempre el cambiador de bebés está en el femenino… son claros ejemplos de micromachismos.

Micromachismos disfrazados de halagos

Son muchas las personas que consideran los ‘piroposcomo halagos, nada violentos, que se deben aceptar y, en cierto punto, que nos deben hacer sentir bien porque que nos los digan supone que somos atractivos. Pero, ¿qué hay detrás de los piropos? Cánones de belleza y presión estética, acoso callejero, miradas, lenguaje sexual agresivo y, en demasiadas ocasiones, tocamientos y persecuciones. Y así, un suma y sigue de cuestiones que no son ni pequeñas ni insignificantes y que marcan el inicio de otros comportamientos más graves, germen de la desigualdad más profunda que sufren las mujeres por el mero hecho de serlo.

BUENA FDGFSDGFSD

Tipos de micromachismos

Los micromachismos, como casi todo en la vida, también se pueden clasificar. La autora Lula Gómez diferencia cuatro tipos: los encubiertos, los de crisis, los utilitarios y los coercitivos.

 ENCUBIERTOS

Los micromachismos que intentan imponer la “verdad” masculina, haciendo desaparecer las capacidades femeninas. Los micromachismos se dan en los silencios, en los paternalismos, en el “ninguneo” y en el mal humor manipulativo.

 “Calla que papa está enfadado, viene muy cansado del trabajo”

 LOS DE CRISIS

Intentan forzar la permanencia en el Statu quo desigualitario cuando éste se desequilibra, ya sea por aumento del poder personal de la mujer o por disminución del poder de dominio del varón.

 “Tú sabrás qué hacer si trabajas” (refiriéndose a las tareas domesticas)

 LOS UTILITARIOS

 Surgen de la no responsabilización del hombre sobre lo doméstico y del aprovechamiento y abuso de los roles tradicionales que asignan el cuidado a las mujeres.

 “Cariño, ya te he puesto el lavavajillas”

 LOS COERCITARIOS

 Se dan cuando el hombre utiliza la fuerza moral, psíquica o económica para ejercer su poder, limitar capacidad de decisión o la libertad de la mujer.

 “Ya conduzco yo, tú siéntate ahí y quédate como una reina”

machismo

Frases destacadas de las entrevistas

 Captura de pantalla 2015-12-23 a las 10.32.30

 Izaskun Barbier

Fundadora de la asociación por la igualdad de género y contra la violencia hacia las mujeres Bekoz Beko, en Pasajes Antxo, Izaskun Barbier es licenciada en Relaciones Públicas y se encuentra cursando un Master en Community Management y Dirección de Redes Sociales. Es la organizadora de la plataforma Woman in Web, TEDX Pasaia y Leihotik Plazara.

  • “La autodefensa feminista es esencial porque no solamente es algo físico, sino que te ayuda a ver ciertas actitudes que tienen los hombres hacia ti, ayudándote así a pararlos a tiempo.”
  • “Hay que dejar a las mujeres que actúen como quieran, que estén en el poder y que demuestren de lo que pueden hacer.”

  • “Cuando te ofrecen un puesto que te va a requerir más tiempo, lo primero que haces es pensar: “¿puedo? tengo que cuidar a mis hijos, cuidar a mi madre, mi marido…”. El hombre no se plantea esas cosas…”

  • “Los niños y las niñas siempre están juntos. Llega una edad en la que ya empiezan a separarse. Eso es culpa nuestra… es culpa nuestra.”

  • “Aquí́ no hay propiedades de nadie; yo soy mía y tu eres tuyo. Mi cuerpo es mío y mi cabeza también.”

 

IMG_8791(1)

Duñike Agirrezabalaga

Abogada de profesión, Duñike Arrizabalaga desempeñó diversas responsabilidades en los gobiernos de coalición con Odón Elorza, primero en Ezker Batua y luego en Alternatiba, formación que creó junto a Oscar Matute. Actualmente, milita en el PSE y es concejal delegada de Barrios y Descentralización, Corresponsabilidad cívica, Igualdad y Cooperación en el Ayuntamiento de San Sebastián.

  • “Desde el mundo feminista se exige que las políticas también tengan una mirada y una perspectiva de género, y aunque se considera que tiene que ser un tema transversal, tiene que haber un órgano promotor que tire de ellas.”

  • “El objetivo de la concejalía en la que trabajo es conseguir la igualdad de oportunidades de la mujer, relacionadas sobre todo con la participación política”

  • “Vivimos en un mundo en el que muchos padres trabajan y no le dedican el tiempo suficiente a sus hijos, a los cuales también se les protege mucho y se les quita mucha autonomía, entonces se producen muchas contradicciones igualitarias donde al final se hace lo que se quiere”.

  • “Ahora por lo menos se empieza a ver este tema como mal visto en la sociedad, hace 20 años se presumía de ser machista…”

  • “El día que desaparezca la concejalía de igualdad es que ya habremos llegado a cotas muy importantes.”

  • “Hay ocasiones en las que hay que visibilizar a la mujer para darle valor, y entonces para que ésta ocupe puestos de dirección llega un momento en el que hay que empezar a aplicar medidas de discriminación positiva.”

  • “Es cierto que existen empresas que trabajan mayoritariamente con mujeres, pero que les ofrecen salarios mucho más bajo, como por ejemplo las empresas de limpieza.”

  • “Lo primordial es dinamizar el problema de la desigualdad, hacer que las personas que ya están concienciadas ayuden formar a las demás. Si escuchas a alguien decir una barbaridad se lo tienes que decir, aunque solo sea para que vea que su opinión no es unánime.”

 

Captura de pantalla 2015-12-23 a las 12.29.05

Maite Larraz

Maite Larraz Iribas estudió y se doctoró en la Universidad Complutense de Madrid en Ciencias Físicas . Trabajó como profesora de física en Portland, Estados Unidos, compaginándolo con un voluntariado con mujeres mexicanas. En 2001 vino a San Sebastián, y comenzó́ a trabajar en la Universidad del País Vasco y en diversos colegios. Actualmente está trabajando como profesora de bachiller de física. Ha sido feminista desde siempre, y desde su ámbito intenta mejorar las desigualdades de todo tipo, sobre todo las que se producen sobre las mujeres.

  • La desigualdad de género es desde mi punto de vista, la mayor injusticia que se comete ahora mismo en el mundo y la mayor, no porque sea más importante que otras, sino porque es a la que se le da menos importancia.”

  • “El pensamiento que le viene a la gente cuando les haces notar algún tipo de “micromachismo” o de actitud violenta de género es “ya está ésta”, les ves en la mente “ya está esta con lo de siempre””.

  • “En educación prácticamente somos todo mujeres pero luego cuando llegas a los puestos directivos te das cuenta de que sorprendentemente ya no hay tantas.”

  • “El nivel cultural afecta, la única manera de evitar esto es educando. Ya veis la violencia de género “si maltratas te van a caer más años” ¿alguien ha visto la disminución en el número de muertos en maltratos etc..? Yo no, llevo años siguiendo esas cifras y no hay disminución, el miedo al castigo no funciona.”

  • “Los niños no nacen creyendo que sus amiguitas son menos que ellos, eso es algo que se hace, y cuando ellos son capaces de entender lo que están recibiendo ya empiezan a discriminar.”

  • “Para que una mujer llegue a un puesto directivo tiene que ser buenísima, o haber adoptado “vida de hombre” es decir, no tener hijos o que sus hijos los cuide su pareja o alguien a quien contrate.”

  • “A los hombres hay que concienciarnos. Hay que decirles que ser hombre es muy cómodo. Es tan fácil…. que hay que decirles: hasta aquí́ hemos llegado. Esto no puede seguir así.”

  • “La igualdad tiene que estar arriba, no abajo. Obligar al hombre a bajar a los niveles donde estábamos nosotras a mí no me parece la manera. Concienciarse si, pero lo que hay que hacer es empoderar a la mujer y que todos estemos en el mismo sitio.”

Captura de pantalla 2015-12-23 a las 12.29.38(1)

Puedes consultar haciendo click aquí un reportaje más extenso sobre este tema.

Leire Amézaga, Aitor Ansa, Jon Guezala, Irati Jara y Luis Suárez

 

 

 

Entorno educativo-acoso

¿Es el acoso escolar un reflejo de la crisis de valores?

La educación moral se aprende por medio de unos modelos de referencia que pueden ser la religión, los amigos, la familia y la escuela. El momento en el que más destaca el aprendizaje en el proceso del ser humano es en el periodo que abarca desde la infancia hasta la juventud, aunque el aprendizaje sea algo que transcurre a lo largo de toda la vida. Hoy en día nos encontramos en una crisis de valores, por lo que vemos que esta educación moral no está funcionando como debería.

                             

Entorno escolar

Los centros escolares cumplen un papel fundamental en lo que a la transmisión de valores se refiere, ya que se encarga de enseñar a los alumnos aspectos de la educación moral que no pueden aprenderse fuera del entorno escolar. El que los niños se relacionen con otros niños y aprendan a compartir, a respetarse tal y como son, es algo que debe inculcarse en los años de aprendizaje y con unas técnicas que desarrollan los centros para que así sea.

 Los programas de los centros educativos incluyen en cada una de sus asignaturas técnicas que posibilitan la educación en valores morales. Aunque la escuela y el profesorado tratan de inculcar estos valores morales a los alumnos. Si estos valores no están en consonancia con los valores que se transmiten en el hogar, surgen casos conflictivos en la forma de socializarse entre los menores.

Los centros escolares no son las únicas instituciones que transmiten los valores educativos a los menores, pero sí, es un lugar donde la educación de valores es significativa por ser un lugar donde pasan la mayor parte del tiempo y se relacionan con otros menores. Conviene evitar algunos errores frecuentes en la atmósfera educativa y en el modo de enseñanza para salir de esta crisis de valores.

La educación es un elemento esencial para la construcción de referentes, en ella se traza la necesidad de un replanteamiento de la educación y del entorno, por ese motivo el aprendizaje de los valores y de actitudes requiere la aplicación de una metodología.

Mª Dolores Olaya Villar, Catedrática de Pedagogía, explica que esta metodología de la que hablamos, facilita a los alumnos el proceso de aprendizaje utilizando una serie de técnicas:

  1. Técnica de participación activa. Esta estrategia hace que el sujeto entre en contacto con otras personas en diversas situaciones y ello contribuye al cambio de actitudes.

  2. Técnica de trabajo cooperativa, está ligada a los aprendizajes de tipo conceptual en el cual se pretende un desarrollo de habilidades de relación social y de trabajo en equipo.

  3. Técnica de la comunicación persuasiva lo que se pretende enseñar con esta metodología es la comprensión y aceptación de los argumentos o razones que justifiquen una conducta o una actitud.

Entorno familiar

La familia es uno de los principales transmisores de valores hacia los menores. Como ya hemos mencionado, los más pequeños pasan la mayor parte del tiempo en la escuela o en casa con sus familias por eso, es importante ser consciente de la importancia del papel de las familias en la buena educación de estos.

Nos atrevemos a situar a la familia, por delante de la escuela a la hora de transmitir estos valores. Haciendo referencia a este tema, Miguel Ángel Dieste, director de un colegio católico en Gipuzkoa, señala: “Aquí es cierto que se cuenta con los padres desde el primer momento porque al final ellos son los últimos responsables de la educación de sus hijos. El colegio es una ayuda, un refuerzo,… pero yo no puedo educar en valores si en casa no se les educa en valores, eso lo tenemos clarísimo”.

Entorno familiar

En las últimas décadas, esta educación en valores se ha visto perjudicada por una serie de cambios sociales. Un claro ejemplo de ello es la inserción en el mundo laboral de las figuras tanto paternas, como maternas. En muchos casos, esto provoca falta de tiempo para pasarlo en familia. Esta falta de tiempo suele repercutir en la correcta transmisión de estos valores. Esta falta de comunicación en cuanto a valores trae problemas muy serios en la sociedad, como la ya sonada crisis de valores.

Un reflejo de esta situación de crisis en el ámbito familiar, lo encontramos en los problemas de acoso escolar. Son numerosos los estudios y datos que indican que detrás de un caso de maltrato escolar se encuentra un problema familiar.

El Director Miguel Ángel Dieste, afirma: “una persona que tiene problemas de relación es porque también en su casa hay algo. Normalmente, es en el 95% del total de los casos de bullying”.

Entorno religioso

Otro elemento fundamental que fortalece la transmisión de valores es la religión, que puede estar presente tanto en el entorno familiar como en el escolar. A lo largo de la historia, la religión ha influido y ha generado cultura en todos los países del mundo. La cultura de la que nos dotamos hoy en día proviene del catolicismo y esta cultura la conforman una serie de valores que han sido transmitidos por los agentes educativos como la familia, los profesores y las órdenes eclesiásticas.

 La mentalidad de nuestros antepasados está más ligada a la religión católica en comparación con la de los ciudadanos de esta sociedad. Los valores en los que estos han tenido fe han sido transmitidos de generación en generación pero actualmente, la creencia de estos valores ha ido decayendo cada vez más aunque la importancia de la religión está ascendiendo ligeramente.

Según el informe Jóvenes españoles 2010, elaborado por la fundación SM, “la religión sigue ocupando uno de los últimos lugares en una escala de valoración de las cosas más importantes para los jóvenes (22%), aunque sube tres puntos porcentuales con respecto a los datos de Jóvenes españoles 2005. No obstante, un 53,5% se define como católico.”

Este descenso gradual en el papel que ejerce la Iglesia en la sociedad, también hace que los valores religiosos desciendan con ello. Según Miguel Ángel, director de un colegio religiosos de Gipuzkoa: “Los valores religiosos siempre son valores, para mi, amplificados. Quiero decir, que yo puedo decir: Siempre tienes que hacer el bien o puedo decir tu siempre tienes que hacer el bien, incluso, a los que no te caen bien o te hacen la vida imposible y además, les perdonas. Ahí se sobredimensionan, para mi”.

Esta comparación entre los valores que antes se inculcaba en relación con los de ahora provoca una reestructuración de la mentalidad religiosas de la sociedad. Actualmente, se valora más la calidad de la enseñanza que se recibe por los profesores en vez de evaluar el acto de fe por el cual se rigen la cultura de una persona.

Hoy en día, los valores del cristianismo siguen estando presentes en la comunidad cristiana aunque su influencia en la sociedad depende de la creencia de cada persona. Las órdenes eclesiásticas siguen cumpliendo su rol de inculcar los valores a la sociedad y además, están mostrando a los ciudadanos que, en un mundo tan plural como éste, a través del respeto y la aceptación al prójimo, se puede convivir con otras personas que no adquieren los mismos valores culturales y religiosos. Asimismo, como son uno de los agentes educadores importantes de esta sociedad, ellos son los que dan ejemplo de cómo se tiene que establecer una cultura de paz dentro de la sociedad multicultural, evitando los valores que generen conflictos en la comunidad actual.

Entorno religioso

Y… ¿qué deberíamos hacer?

Después de todo, deberíamos replantearnos la educación de nuestros hijos tanto en la escuela, como en la familia y en la fe, y asegurarnos que transmitimos correctamente los valores más importantes de los seres humanos, ofreciéndoles de esta forma, un futuro más tolerante y más humano.

Revista completa disponible en el siguiente enlace: Revista retos

Trabajo realizado por: Aitana Estrecha, Soraia Mera, Cristina Sampedro, Marina Tellería,  Claudia Urbizu

La confianza en los políticos, una asignatura pendiente.

“Los políticos en general, los partidos políticos y la política” es según los resultados del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) el cuarto problema en la sociedad tras el paro, los problemas de índole económica y los casos de corruptelas. Este tema para la sociedad va por delante de la violencia contra la mujer, la inmigración e, incluso, del terrorismo.

Vivimos en una sociedad democrática representativa donde resulta casi imposible imaginar una vida política o un sistema político sin partidos. . Por lo que, podría decirse que la sociedad se ve representada por un grupo de políticos. Y, de cierta manera, se nos identifica con un partido. De hecho, dejamos en sus manos tanto nuestras necesidades como nuestros intereses.

partidos

Manifestación en Madrid del movimiento 15M

Pero, ¿qué sucede cuando esta valoración, respeto y confianza en quienes nos representan decae? En amplios sectores sociales de las sociedades políticas actuales es casi pala un partido palpable una gran desconfianza hacia la actividad política, los miembros de la clase política y los partidos. E, incluso, organizaciones en las que fácilmente se reconoce a un partido pueden no utilizar deliberadamente la palabra ´partido´ en el nombre que les identifica, a causa de las connotaciones negativas que conlleva. De esta manera, esta desconfianza nos lleva a pensar: ¿son los políticos representativos de nuestras necesidades? ¿Si los elegimos por qué dejamos de confiar o por qué seguimos confiando en ellos?

Numerosos hechos como el polémico 15-M, movimiento, el cual protestaba por el bipartidismo que existe en España, o las manifestaciones que se están haciendo para apoyar los servicios sociales y públicos imprescindibles como son la educación y sanidad. Todos estos acontecimientos es lo que reflejan los datos publicados en el último barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) publicado a finales de septiembre; donde a la pregunta de cuál consideraban, a su juicio, que era el principal problema de España actualmente, la cuarta respuesta más contestada por los encuestados ha sido “los políticos en general, los partidos políticos y la política” tras el paro, los problemas de índole económica y los casos de corruptelas. Casos de corruptelas relacionados con políticos. Este tema para la sociedad va por delante de la violencia contra la mujer, la inmigración e, incluso, del terrorismo.

viles

Juan Ramón Viles, concejal de EAJ-PNV

Según el concejal del Partido Nacionalista Vasco, Juan Ramón, hay dos aspectos que nos dejan en una situación de incertidumbre: “uno de ellos es la confianza la desconfianza generalizada”. Para él, “el incumplimiento de una serie de decálogos de comportamiento en base a la honradez de las personas que ocupan un cargo público” es una de las grandes críticas que se está haciendo a la política. Y, es esto lo que hace que la imagen que se tenía de un partido u otro no sea el mismo. Aunque para Juan Ramón: “debería diferenciarse las actitudes que dan pie a responsabilidades penales y las que son de responsabilidad política”. Es decir, el cobrar una ‘X’ cantidad excesiva puede no ser un delito pero resulta poco ético. Y, es esto lo que perciben los ciudadanos.

CRISIS DE CONFIANZA, CREDIBILIDAD O TRANSPARENCIA

Crisis, se produce cuando ese estado normal, usual y familiar, se derrumba. Y, las cosas se salen de su lugar. (BAUMAN, 2002)

Jürgen Haberman sugería que la percepción de cierto estado de cosas como una “crisis” era una cuestión teórica. Por lo que, si hablamos de crisis necesitaremos una teoría. Los datos reflejados por el CIS y las manifestaciones anti-partidistas son una imagen de ello.  

josu mirena

Josu Mirena, concejal de EH Bildu

Lo cierto es que la confianza se ha convertido en un tema “importante” aunque “sea difícil de conseguir” como subraya Juan Ramón Viles. Es por ello, que algunos partidos como el de Bildu apuestan por “la participación ciudadana” como los Planes Especiales Urbanísticos, que se están llevando a cabo con la edificación del Polideportivo de Alza, por ejemplo. Tal y como nos explica el 2º Vicepresidente del partido EH-BILDU en San Sebastián, Josu Mirena: “Se tratan de planes especiales donde ya participan los vecinos y las instituciones, de manera conjunta”. Con esto, se pretende ser ‘transparente’. Y, es que para el representante de Bildu “al ser más transparente es ya muy difícil que les engañes”.

Sin embargo, para Susana García Chueca, la concejala del PSE-EE en San Sebastián, establece que más que transparencia es una cuestión ya de ‘credibilidad’, es decir, “cuán de creíbles se presentan los partidos ante la ciudanía”. Y, es esta ‘credibilidad’ la que más adelante generará confianza. El verdadero reto para la concejala es que nos encontramos “en una sociedad en la que siempre se ha hablado mal de los políticos.

vicrnte

Vicente García, concejal del PP

Aunque para el representante del Partido Popular (PP), Vicente García, este tema de falta de confianza en los políticos le parezca que carece de importancia. Ya que según el concejal “es más importante centrarse ‘en la resolución de problemas’. En la medida que la gente ve resueltas sus necesidades y problemas, la confianza aumenta; en función de que los problemas aumentan, al confianza disminuye.”

 

 

Ya se prefiera denominar transparencia,credibilidad o confianza. O, mejor dicho la falta de ellas. Lo cierto es que nos encontramos con una situación demoledora  donde la solución sería hacer que se esta situación de “yo no creo en los políticos y no me representan” se revierta.

 

EUSKADI Y LA IDENTIDAD VASCA

Es posible que no todos piensen mal de los políticos, y que haya determinados partidos políticos en los que las personas confíen. En el caso de EH Bildu que apuesta por la identidad vasca y se intuye una mayor confianza en él, ya que si comprobamos los datos de las primeras elecciones municipales en las que participó obtuvo un 24,96% de los votos, con los que consigue gobernar en el ayuntamiento.  

Susana García Chueca, concejala del PSE-EE

Susana García Chueca, concejala del PSE-EE

Según Susana García el sentimiento de identidad que promueven algunos partidos en un lugar como Euskadi puede ser causa de una mayor confianza en el partido que promueva dichos valores. Ella afirma que muchas veces se vota con “las tripas” y el compartir un sentimiento de identidad que promueve la lengua y la cultura de un determinado territorio puede ser motivo de confianza en un partido político.

Movimientos como el 15-M son un ejemplo, una llamada o un grito de cambio del sistema, del bipartidismo político. Incluso puede pensarse que este sistema creado en la transición haya podido tocar fondo.Pero, la pregunta que nos queda es… ¿Y, cuál es la alternativa al bipartidismo?

El PNV reclama una “estructura”, ya que alega que los movimientos como el 15M no han llegado aún a estructurarse. El partido socialista, por su parte, ha estado prácticamente toda la democracia en el ejecutivo del Ayuntamiento de Donostia. Es este partido, el Socialista de Euskadi, el que se encuentra en una situación similar a la del PP. El escenario de 2009 con la crisis, no pasó por desapercibido ante los euskaldunes. Y, en última instancia, se les ‘castiga’ quitándoles el poder. Para la entrevistada, el batacazo del PSE-EE, se debe a la coyuntura económica en la que nos encontramos inmersos, es decir, el hecho de que exista la crisis, hace que refloten otros partidos con una identidad mucho más arraigada. La entrevistada afirma que avanzan en función de lo que demanda la sociedad. Y, que para ella “esas críticas y el alejamiento se traslucen como unas ganas locas de creer en la política”.

No se trata de poner en cuestión el sistema de democracia representativa, sino de encontrar los cauces del problema, de ver el nivel de percepción bidireccional entre pueblo y representante. Todos los partidos quieren ganarse la confianza del pueblo, ya que si obtienen su confianza probablemente obtendrán su voto, que es lo que persiguen. Pero, para ello, tendrán antes que dar soluciones a esta asignatura pendiente.

Autores: Cristian Chueca, Xabier Gutiérrez, Virginia Meza, Elena Ochoa y Sebastián Velasco

Para ver el reportaje en formato PDF seleccione el siguiente enlace:

La confianza en los políticos, una asignatura pendiente

Otro enlace de interés:

Entrevistas a partidos políticos, PSOE, PNV, EHBildu y PP

 

 

 

 

 

¿Vuelve el consumo a casa por Navidad?

Llegan las primeras estimaciones del resultado de la campaña navideña.

AUTORES: Mikel Aramberri Ibarguren, Maite Herbella Rodríguez, Unai Macias Fernández, Lorena Rodriguez Santamaría, Ainhoa Ruano Lizaso, Patricia Ruiz Martín

Sin que nos haya dado tiempo a olvidar del todo la placentera sensación de rayos de sol del verano,  las bombillas de colores, adornos brillantes y guirnaldas de colores nos vienen a recordar la llegada de la navidad, una época de consumo obligatorio para transitar por estas tradicionales celebraciones. La campaña de navidad arranca con ilusión y ganas para los comercios que esperan que el consumo navideño experimenté un crecimiento generalizado. Pero si tenemos en cuenta la caída de los ingresos, un posible empeoramiento de la crisis o un querer ahorrar más por miedo a perder el trabajo… ¿por qué gastar más en Navidades.

Especialmente en estas fechas, el consumo se justifica como fuente una de bienestar, que, a su vez, se conecta con la satisfacción de necesidades: alimento, seguridad, cultura, vestido, regalos… Pero la cuestión de las necesidades ha sido siempre un tema difícil de manejar y más aún, teniendo en cuenta el clima actual. Desde el año 2008 la situación ha sido terrible para la economía española y, sobre todo,  para los ciudadanos que han sufrido recortes del Gobierno en diferentes áreas laborales, la subida del IVA y de los impuestos, el creciente desempleo…

La crisis de la que tanto se habla, ha creado miedo en los consumidores. En los últimos años han bombardeado a través de los medios informaciones negativas, que ha llevado al país a un estado de desconfianza y precaución a la hora de realizar ningún tipo de gasto. Y según los expertos, este es un panorama que parece que no mejorará ni un poco en 2014. La crisis hace evidente la contracción del consumo. “Sin consumo no hay demanda, sin demanda, no hay venta, sin venta no hay producción y sin producción no hay ingresos”. Se trata de un círculo vicioso del que parece imposible salir.

“Han vuelto los tiempos de apretarse el cinturón”. Detengámonos a reflexionar ¿Qué hacía antes que ahora no? ¿Han cambiado mis necesidades? O por el contrario, ¿han cambiado mis hábitos de consumo? Lo que está claro es, que la crisis ha supuesto un “antes” y un después.

Los reyes llegan a nuestros hogares…

En época de navidad es muy habitual salir a comprar los regalos pero no siempre los consumidoresreyes+magos se encuentran conformes con el producto o con el precio ¿Dónde acudir en caso de que nos pase esta situación? El Instituto Nacional de Consumo es el instituto que se encarga de informar a los consumidores o defenderlos en caso que sea necesario. La función de este órgano es orientar, informar y asesorar a los consumidores que lo necesiten. Una vez que sabemos de su existencia la pregunta que primero se nos viene a la cabeza es ¿A dónde tengo que acudir en caso de que me pase algo parecido a lo que hemos mencionado anteriormente? El Instituto Nacional de Consumo cuenta con una página web en donde cuelga todos los informes anuales que hace sobre la seguridad de los productos comercializados y el control del mercado. Asimismo, los ciudadanos que quieran acceder a esta página web lo pondrán hacer o bien desde un ordenador o desde una tablet o smartphone. Por ello, nos podemos poner en contacto fácilmente a través de la página web o teléfono de contacto o bien acercándonos hasta una oficina de consumo que podemos encontrar en todas las provincias españolas. 

Por otra parte, las personas que acuden a los órganos de consumo de nuestro país no sólo van para preguntar acerca de un suceso personal sino que personas que estudian el consumo también se acerca para saber más acerca de él. El instituto Nacional de Consumo informará a cualquier persona que quiera preguntar acerca de este ámbito.

Además, El Instituto Nacional de Consumo se compromete con los ciudadano a resolver sus dudas en un plazo corto y a resolver sus quejas en el caso de que se hayan realizado. Como podemos ver es un Órgano del Estado accesible a todos los ciudadanos porque su función como hemos mencionado anteriormente es orientar, informar y ayudar con sus quejas a los millones de consumidores españoles sobre productos o servido adquiridos tanto en España como en la Unión Europea.

Pero no tan cargados como antes

“Del filete, al pollo; de las cenas fuera, a las reuniones en casa; de la carta, al menú…” Sus majestades de Oriente han querido también ajustar sus presupuestos en una época de crisis global y aunque los camellos vienen cargados, no será tanto como otros años. Actualmente, ahorrar es el verbo que más se conjuga. Los hábitos de los españoles  y sus demandas han cambiado con una crisis, a la que aún no se le ve final. Todo ello hace que en muchos hogares cada vez más paquetes vayan a atender necesidades básicas y que el menú de muchas de las cenas y comidas que se celebran en estas fechas cambie. ¿Pero qué opinan los establecimientos  y las instituciones oficiales al respecto?

Carros colmados de turrones, vendedores ajetreados y listas de la compra hacen que el ambiente por excelencia en Navidad se mantenga en el  territorio vasco. Los clientes han estado  mirando, preguntando, comprando y ajustando el presupuesto para preparar las comidas más copiosas con el menor gasto posible.  Las pequeñas y medianas empresas se unen a este ajetreado ritmo de la Navidad, pero sin conseguir los mismos resultados que otros años. Así nos los confirma Teresa Urkiola, coordinadora del equipo de Kontsumobide en Gipuzkoa,  Victor Montes, encargado de un supermercado de la cadena BM y  Mikel A. Mutuberria, dueño del restaurante Mikel.

En este sentido,  Teresa Urkiola,  señalaba que las cosas no han cambiado de la misma forma para todas las personas. La población se divide en segmentos, y en cada segmento la crisis ha afectado de manera diferente, en función de la capacidad económica que tiene cada uno.  Esta capacidad adquisitiva ha ido variando y adaptándose a las circunstancias al igual que las variables para satisfacer sus necesidades. Es por ello, que, debido a la crisis, las familias normalmente tienen un patrón de consumo que definitivamente no es fijo ni estable.

Quién más, quién menos, ve acercarse las Navidades haciendo rápidas consultas al billetero para comprar los elementos que presentaremos en la mesa para unas fechas tan señaladas. Es cierto que, sabiendo buscar, se pueden encontrar alimentos a precios asequibles, aún así no es tan sencillo como parece.  Pero para gustos, los colores,  desde el punto de vista de los pequeños y medianos establecimientos, Víctor Montes, sacaba en claro que  la solución es más sencilla de lo que parecía y que los comercios deben adaptarse a las demandas de los consumidores. El caso, según él, “no es solucionar los errores, sino afianzarlos y a partir de ahí crear nuevas estrategias”.  Aún así, a pesar de las ofertas y promociones Navideñas de los establecimientos, es posible que este año los mariscos y determinadas carnes caras se queden fuera de las mesas.

Por lo tanto, no hay duda de que el consumidor ha cambiado. El consumidor es más meticuloso, a la hora de afrontar grandes y pequeños gastos.  Se trata de una conducta evolutiva va adaptándose a los cambios sociopolíticos que hemos visto en los últimos años. Con la crisis, el consumidor no sólo es más selectivo, sino que tiende a desconfiar más y por tanto ser más precavido con los temas económicos, y por tanto, reclama más que antes.

Mikel A. Mutuberria en el sector de la hostelería, afianza la idea de que es uno de los sectores más vulnerables en esta época de crisis. Sin embargo, el nicho de mercado se mantiene, y los consumidores encaran las festividades manteniendo las tradiciones pero manifestando un consumo más responsable.

Lo que está claro  es que la crisis ha afectado a los hábitos y comportamientos de los ciudadanos vascos, y parece que no se trata de una situación pasajera, la tendencia consumista de antes seguirá sin resurgir incluso en Navidades y la cautela en el consumo tardará por olvidarse.

¿Continúan las viejas costumbres?

Según datos proporcionados por el Instituto Nacional de Consumo seis de cada diez ciudadanos dicen haber cambiado sus costumbres para reducir el gasto estas Navidades. El “¡apaga la luz cuando salgas del cuarto!” resuena como un eco frecuente.

Ticket de compra

Hemos podido observar y corroborar que ahora llevamos a cabo un consumo mucho más responsable. No sólo nos importa llegar a final de mes sino que además queremos ahorrar algo por si las cosas van a peor. Es por eso que además de prestar especial atención a  las facturas que nos llegan a casa estamos también especialmente interesados en cuidar con todo detalle  la lista de la compra: según el Instituto Vasco de Consumo, el 41,2% de los ciudadanos vascos ha cambiado de pautas para ahorrar en alimentación, y lo consiguen. Se impone el sentido común en el carro de la compra, lo que ha desvelado nuevos hábitos en un consumidor más racional, exigente y ahorrador. Con el ahorro por bandera, los consumidores vascos se inclinan más que antes hacia productos congelados y la carne más barata. El consumo de pescado y fruta, se desploma con la crisis. Las marcas de distribución, o blancas, en distintos establecimientos suben como la espuma. “Ya suponen el 35% del consumo, el mayor porcentaje de Europa” según los informes del IVC. En este punto podemos destacar también, que los expertos anuncian que aún lo peor está por llegar. El País Vasco es una de las comunidades que menos ha sufrido la crisis de momento, y esto es algo que preocupa mucho a los ciudadanos, ya que creen que lo peor está por llegar y por eso el ahorrar adquiere tanta importancia a día de hoy.

Los supermercados son los que más han podido notar está caída. Afirman que antes a la gente de daba apuro comprar productos de marca blanca, ya que lo consideraban “de mala calidad”. Uno de los entrevistados mencionaba “Antes la gente quería demostrar que podría comprar los productos más caros y consideraban que las marcas blancas no estaban hechas para ellos, ahora la cosa ha cambiado por completo”. Y esto lo hemos podido comprobar también mediante las encuestas realizadas, la gente no piensa en la calidad sino en el ahorro.  A pesar de ello, los supermercados afirman no haber sido los más perjudicados por esta crisis, es cierto que los hábitos de consumo han cambiado pero, “Una de las ventaja de nuestro sector es que hay que seguir comiendo” afirma el encargado del supermercado BM de Pasajes, Víctor Montes. Más que bebiendo: la venta de bebidas ha caído en mayor medida que la de alimentos.  Esto nos lo confirma también Mikel A. Mutuberria propietario de un restaurante “se tiende a sustituir las bebidas alcohólicas por otras sin alcohol”. El “como en casa, en ningún sitio” se impone: las ventas de bebidas con destino a la hostelería cayeron en un 3.1% en el 2012.

El cambio de hábitos está claro para los vendedores. “Se mira mucho más que antes el precio, ahora pondera más que la calidad” explica Víctor. La compra reflexiva ha sustituido a la del impulso. Prima lo esencial y cae lo innecesario. En cuanto a cosas básicas se refiere así como la alimentación hemos podido observar un cambio a la hora de consumir, pero la situación actual también afecta a otros sectores. Estamos en una época en la que intentamos arreglar las cosas antes de deshacernos de ellas por completo, es decir, antes se rompía el coche y comprábamos uno nuevo. Hoy lo intentamos arreglar, buscar las piezas necesarias, y en caso de que sea irreparable los coches de segunda mano empiezan a ser la primera opción. Y al igual que con los coches muchas tiendas y artículos de segunda mano están cogiendo el mismo protagonismo que las marcas blancas. Mientras el producto lleve a cabo la función necesaria, no es tan importante cómo lo haga.

A todo eso le podemos añadir que el sector de la hostelería ha sufrido también un duro golpe, principalmente en lo que a la población joven se refiere. Aquellos que no tienen trabajo no pueden permitirse irse de vacaciones no salir a cenar todos los fines de semana. Haciendo una de las entrevistas, la de Mikel A. Mutuberria, destaca también este aspecto. La media de edad de la clientela ha subido mucho, “antes venían muchos más jóvenes, pero ahora con la crisis se puede observar un importante cambio en el perfil del consumidor, además de los hábitos del mismo”.

Por un lado o por el otro hemos podido observar, que el consumo actual es más responsable. No nos preocupamos tanto por la imagen que tengan el resto de nosotros, sino por poder llegar a final de mes con algo ahorrado, olvidamos los caprichos, y miramos el precio varias veces incluso en diferentes establecimientos en busca de lo más barato. Es decir, la casa le gana la partida al bar, el pollo al filete y el precio a la calidad.

Por una Navidad diferente…

Pasear por las principales calles y centros comerciales es suficiente para percibir una mayor animación del consumo por estas fechas. Aún así, la Navidad que antes era dominada por el consumo, parece ahora cegada por la crisis económica y sus consecuencias que se nos proyectan casi a diario a través de los medios de comunicación. Este panorama resulta un tanto desesperanzador, pero tristemente es al que nos hemos tenido que acostumbrar en los últimos años. Pero… ¿realmente esto es verídico?, ¿qué opinan los consumidores al respecto?

uehtqwjg

Teniendo en cuenta todos los datos y resultados obtenidos en las anteriores fases de nuestro trabajo hemos querido llevar a la práctica toda esa información recabada y confirmar mediante la opinión de los consumidores si verdaderamente las tendencias relacionadas con el consumo han cambiado. Para ello, hemos llevado a cavo un muestreo de conveniencia. John W. Creswell (2008) lo define como un procedimiento de muestreo cuantitativo en el que el investigador selecciona a los participantes, ya que están dispuestos y disponibles para ser estudiados. Es decir, se trata de una técnica de muestreo no probabilístico donde los sujetos son seleccionados dada nuestra conveniente accesibilidad y proximidad a los encuestados.

No se trata de una muestra representativa de toda la población, sino que de una selección de consumidores fáciles de reclutar. Nuestra intención no ha sido reunir resultados representativos de la población, sino que recabar información útil para responder a preguntas, hipótesis y contrastar el estudio realizado hasta este momento.

Nuestra metodología de trabajo ha consistido en primer lugar en la selección de los puntos más interesantes de los resultados obtenidos hasta el momento para posteriormente realizar una encuesta teniendo en cuenta nuestras necesidades información. Seguidamente, seleccionamos la muestra, en este caso compuesta por diez consumidores seleccionados al azar e interceptados en la salida de un centro comercial. Concretamente, contamos con la participación de siete mujeres y tres hombres de tres diferentes franjas de edad[1]. Finalmente, analizamos los resultados y esto es lo que conseguimos:

El estudio realizado sobre los hábitos de consumo en el período de crisis, confirma que la situación económica sigue modificando las actitudes de los consumidores guipuzcoanos respecto a sus compras. La crisis ha hecho mella en nuestra sociedad. Las circunstancias nos han obligado a modificar nuestro comportamiento, en cierto modo, podemos decir que hemos vuelto a nuestros orígenes, una revolución donde se premia la experiencia low cost. Y es que, según nos confirman los resultados obtenidos, en el último año se muestran más reflexivos y críticos, ya que prestan ahora más atención a la relación calidad precio frente a otros años anterior.

La crisis ha engendrado nuevos consumidores que responden de manera muy diversa ante la coyuntura económica actual.  Nuestros abuelos sabían muy bien a lo que se referían cuando decían que “hay que valer para un roto y para un descosido”. Solo que ahora, según los consumidores vascos “ahora nos toca enmendar el armario entero”. En general, los resultados de la encuesta nos demuestran que debido al impacto de la crisis han cambiado sus actividades, de manera que prestan mucha más atención a los precios y por tanto, pierden más tiempo buscando y comparando ofertas. Y es que es normal que miremos mucho más el bolsillo en épocas de crisis que de bonanza y que las personas se inclinen más por las marcas blancas en del supermercado o las promociones  tipo 3×2 o gratis un 10% más de producto… Pero estas opiniones no dejan de revelar la realidad, pues cada persona reacciona de manera diferente y con distinta intensidad ante la crisis. Mientras que unos miran con esperanza al futuro, otros están convencidos de que la situación actual no mejorará.

En cuanto a los hábitos de compra de alimentación, todas las personas encuestadas compran principalmente los productos de alimentación en hipermercados y supermercados, mientras muy pocos lo hace en tiendas de barrio y sólo  un encuestado en comercios especializados. Aún así, es cierto que la población más joven tiende a comprar en mayor medida en hipermercados y supermercados, mientras que la compra en tiendas tradicionales aumenta con la edad. Las principales razones para realizar la compra en un determinado tipo de establecimiento son la calidad, la cercanía y la comodidad, pero mayormente los precios y las ofertas. Además la compra suele hacerse dos o tres veces por semana, y en menor medida semanalmente.

Según nuestro estudio, la “generación crisis” es más conservadora, depende menos de las marcas institucionalizadas y buscan el valor de la experiencia que les aporta la marca o en algunos casos, los establecimientos. Es por ello que, un comportamiento que se ha incrementado con la crisis y que se puede mantener en el futuro, es la compra de productos de “marca blanca”, debido a que los consumidores señalan que la seguirán comprando principalmente por su relación calidad precio.

Por su parte, la mayor valoración de las características de productos y establecimientos la reciben principalmente las condiciones de limpieza e higiene, las ofertas promociones y tarjetas descuento, seguido de la fecha de caducidad. La valoración de los lugares de compra indica que la facilidad de acceso es muy valorada, mientras que otros aspectos como la rapidez de preparación o la existencia de otros servicios es lo menos apreciado por la población entrevistada.

Como consecuencia de la reducción de gastos, los residentes en Gipuzkoa pasan más tiempo en casa ahora. Sin embargo, podemos deducir que ésta tendencia parece ser pasajera, ya que casi la mayoría de los encuestados afirma que ocasionalmente sale fuera a disfrutar de los restaurantes, cafeterías, hoteles…

En definitiva, nuestro estudio que intenta analizar la influencia de la crisis sobre la conducta de los consumidores, ha puesto de manifiesto que:

  • El consumidor está siendo mucho más prudente a la hora de comprar y consumir, de tal manera que su principal finalidad es satisfacer sus necesidades más básicas e inmediatas, dejando para más adelante aquellas que de alguna manera se puedan relacionar con el lujo o los caprichos.
  • En ocasiones, siguiendo este mismo esquema, los consumidores en general no renuncian al capricho: compran barato o a bajo precio para ahorrar y, ocasionalmente, darse “un pequeño lujo” a la medida de sus posibilidades. Se trata de la bipolarización del consumo[2], fenomenología que se viene observando desde hace ya algunos años.
  • Se constata un incremento de la frecuencia de compra: más visitas a las tiendas pero comprando menos, en menor cantidad o gastando menos dinero.
  • Finalmente, se comprueba una vuelta al consumo del hogar. El hogar en su sentido más genuino, el sitio en el que se cocina, se convive y se entretiene la familia. Es posible que este escenario precipite una actitud diferente de las familias en relación con su hábitat y los medios de ocio, relajación y entretenimiento relacionados con el mismo.

En cualquier caso, si la crisis no se acrecienta, las emociones y los deseos  seguirán siento elementos determinantes en las conductas de los consumidores. Renunciar a un anhelo es, para la mayor parte de la gente, una represión de las emociones. No obstante, si analizamos en profundidad los resultados de la encuesta, los consumidores, en general, son conscientes – o creen ser conscientes- del mundo en l que viven. Muchos de ellos se consideran responsables y promulgadores de un consumo responsable ya que organizan sus actividades de manera consciente y aspiran a un estilo de vida autocontrolado.

En este vídeo hemos realizado unas preguntas a algunos viandantes acerca del consumo.

www.youtube.com/watch?v=HBEmDfrgRD0

“Los Reyes Magos realizan un balance del año…. “

Comenzamos esta investigación, porque estamos viviendo una época de crisis que marcará una etapa en la historia, pero sobre todo muchos cambios y sospechamos, que secuelas. Este trabajo comenzó en la investigación de informes del Instituto Nacional de Consumo de años anteriores a la crisis, en los que observamos que eran años de bonanza, desenfreno y consumo. Es cierto que hasta el 2007 disfrutamos consumiendo y gastando sin medida. Comprobamos estos datos en gráficas que señalaban cómo las ventas crecían en el sector automovilístico, por ejemplo, y los inmuebles adquirían cada vez mayor valor hasta que era imposible adquirir uno sin pretender hipotecarse de por vida, pero un día, la burbuja explotó.

Recortes_g

No podemos arrepentirnos de los gastos realizados y los bienes consumidos ya que iban acorde con la época y las capacidades que ofrecía el momento histórico. Por supuesto, siempre hay casos de excepción, ya que como tristemente sabemos, “no hay pobres sin ricos”, pero en general el nivel de vida era bueno.

La segunda parte de la historia la estamos viviendo ahora: tanto consumo había generado deudas que los ciudadanos no podían pagar, los bancos dejaron de prestar créditos, personas que no han podido terminar de pagar su casa han sido desahuciadas y diferentes casos desembocados en tragedias. El Gobierno recorta en sanidad y recorta en educación, ¿Qué han hecho los consumidores? Recortar también, en su gasto.

Tras las investigaciones que hemos llevado a cabo, y las entrevistas realizadas, tanto a expertos del sector del consumo como a trabajadores, los resultados de nuestra investigación son claros y contundentes: la crisis ha afectado en el consumo de los ciudadanos pertenecientes a diferentes sectores y ha afectado a diferentes niveles.  No hay que echar demasiado la vista atrás para darse cuenta de que esta etapa se ha vivido ya en la historia, de un amanera u otra, pero se trata de un proceso cíclico. Observando a nuestros abuelos, por ejemplo, son personas que han vivido recortando los gastos toda su vida, pero esa actitud no es más que una característica de toda una generación que ha vivido en una época de crisis, que conoce lo que ha sido tener carencias y por ello se han comedido. Esto lo vivimos ahora. Las generaciones anteriores a la nuestra no comprendían en frenesí del consumo, el comprar por gusto y no por necesidad. Era la visión de personas que compraban para comer, y vestían con escasas prendas, mientras que nuestra generación prefería comer fuera y compraba ropa sin necesidad de ella. Ahora podríamos decir que comprendemos más esa mentalidad. Por lo tanto, el mejor regalo que podríamos darnos estas Navidades los unos a los otros es la palabra esperanza.

Las investigaciones señalas que los compradores compran menos, en general se consume menos. En cuanto a los alimentos, se compran más productos congelados, con la intención de que estos alimentos se echen a perder con mayor dificultad y las marcas blancas están en auge.

Las marcas con renombre daban seguridad, sin embargo, ahora pesa más el ahorrar que el adquirir una marca reconocida, lo que ha llevado a los consumidores a comprobar que los productos de marca blanca no carecen de calidad y cubren las mismas necesidades. En sí, las personas salen menos a comer fuera de casa, no se va al cine y no se efectúan tantos gastos relacionados con el ocio.

Refiriéndonos a la situación actual que ha dejado la crisis, en el consumo, es oportuno hablar de las secuelas que hemos mencionado anteriormente. Las secuelas que dejará, no sólo en la economía, sino en la forma de pensar de los ciudadanos. Nos enfrentamos a una sociedad mucho menos impulsiva que la de antes. Una generación nueva, que consume con cautela, que mira más sus gastos y no tiene miedo de reclamar cuando no le cuadran los números de la factura. Una nueva sociedad, en su conjunto, responsable.

No obstante, éste puede ser mayor si se le ofrece al consumidor la posibilidad de probar lo que quiera comprar, pues consideramos que es a través de lo sentidos donde el consumidor creará un vínculo real con el producto. La moda de la vitrina acristalada ha pasado a la historia y el autoservicio ha llegado para quedarse.

Evolve Die

Resulta evidente la necesidad de un cambio total en la actitud del vendedor que sepa satisfacer sus necesidades. Estamos presenciando la evolución de la “tienda almacén” al establecimiento moderno, donde gobierna el marketing de los cinco sentidos y el cliente se convierte en el protagonista de nuestra función. El campo de batalla se ha endurecido. Como si de un proceso de selección natural se tratase, las compañías que sepan adaptarse al entorno actual sobrevivirán a esta etapa. Como diría Darwin: solo nos queda evolucionar o morir.


[1] Las franjas de edad a la que pertenecen los encuestados son las siguientes: dos encuestados en la franja de 15-20, uno en la de 21-25, cuatro entre 40-50, dos entre 51-60 y una persona +60. Para más información sobre el perfil de los encuestados consultar las encuestas realizadas.

[2]  Terminología empleada por varios autores que señala los cambios en el hábito de consumo de la sociedad entre al lujo y el low cost. 

Para leer el texto en formato PDF pulse usted a continuación:

¿Vuelve el consumo a casa por navidad?

Manifestación 15 M

La política social: la gran perjudicada por la crisis

Vivimos una época en la que nos bombardean a noticias sobre corrupción, sobre desahucios, sobre desalojos y una interminable cantidad de desgracias para el común de los ciudadanos. Desde 2008 se suma además un discurso por parte de los gestores públicos que incita constantemente al ahorro, al recorte en derechos sociales y a “apretarse el cinturón”.

Este discurso ha ido acompañado en todo momento de pruebas de que en ciertas materias se aplica sin demasiadas dudas. Aspectos como la cultura, la educación, la sanidad y los servicios sociales han sido los más perjudicados con las acciones de los varios gobiernos que se han sucedido en el territorio español desde la entrada de la crisis económica en el año 2008. ¿Pero han sido los demás aspectos igual de perjudicados como estos? ¿Su discurso va acompañado de sacrificio personal o es un discurso para los demás?

La macroeconomía sobre el hombre

Desde el inicio de la crisis económica se ha impuesto en todos los gobiernos una priorización de la macroeconomía, y en este sentido las ayudas se desvían hacia bancos, empresas… mientras que los ciudadanos cada vez vemos más recortados nuestros derechos y nuestro poder adquisitivo. Los salarios disminuyen, la sanidad se privatiza, la educación y la cultura cada vez es más elitista, las ayudas sociales más restrictivas… Aunque nos prometan lo contrario está claro que los ciudadanos y sus necesidades no son lo prioritario para nuestros gobiernos viendo las líneas de actuación actuales o las medidas implementadas hasta la actualidad.

Está claro que las ayudas han disminuido y que las organizaciones no gubernamentales y las participaciones por otras vías, como voluntariado, caridad, empresas privadas… cubren las necesidades que los ciudadanos sin recursos no obtienen de las distintas administraciones. Así vemos en todos los noticiarios cómo los comedores sociales de Cáritas y otras asociaciones van llenándose cada vez más de personas sin recursos. Aunque ahora no sólo se llenan con mendigos e inmigrantes sin recursos, cada vez están más concurridas por personas que pueden ser nuestros propios vecinos, que viven a nuestro alrededor y que tienen familias que hasta ahora no se había ni planteado que les fuera a suceder esto.

Comedores Sociales

Escena típica en muchos comedores sociales en España. (ABC)

El hambre, un problema cada vez más cotidiano

Asistimos con estupor a noticias como que en España, desde que comenzó la crisis, ha aumentado en 500 mil los niños en situaciones de pobreza y hoy en día ya suman 2.5 millones, conocemos también que para un gran número de niños la comida principal es la que obtienen en el comedor escolar. Parece que esta situación se va seguir prolongando dado que vemos anuncios en televisión sobre esta temática que parece estén dirigidos a mover las conciencias de todos nosotros cara a fomentar nuestra participación en ayudas sociales, y en definitiva que seamos los ciudadanos los que suplamos las deficiencias del gobierno en cuanto a ayudas a desfavorecidos.

Sobre la falta de alimento nos hablaba Garbiñe Rodríguez. Ella ha colaborado durante años con la parroquia de su pueblo, Urnieta, y ha ayudado en Cáritas y demás organizaciones de carácter solidario. Ella se mostraba convencida de que su trabajo en organizaciones de caridad ha ayudado a muchas familias: “la mujer de una familia que ayudamos vino un día y nos dijo que si no hubiese sido por nosotras no podía imaginarse cómo hubiesen podido salir adelante”.

Garbiñe también se muestra muy crítica con las instituciones. En su experiencia de años en la parroquia afirma que no recibieron ayuda alguna de instituciones oficiales, salvo alguna recogida puntual organizada por el ayuntamiento. Ella es tajante: “creo que la labor que hacíamos nosotras en nuestra parroquia o en las parroquias de muchos pueblos, incluso la de Cáritas, estaba como dejado por los gobiernos, era como si no les interesara”.

Es aquí donde surge el problema, la propia Garbiñe es consciente de que existe en la sociedad la sensación de que la labor de una ONG es hacer aquello que los Gobiernos no son capaces de hacer o no les interesa hacer. “Al final es algo que no gusta demasiado a los políticos. Ellos no son capaces, o no saben, ayudar a la gente con sus necesidades, pero nosotros les ofrecemos eso poco que piden. Puede ser un poco frustrante para ellos, pero es así la realidad”.

Los ancianos, ¿qué hacer con ellos?

Por otra parte, en el extremo opuesto están los ancianos, los enfermos… que suponen en muchas ocasiones una carga económica y social para las familias que han de ocuparse de su cuidado. Por otro lado también se ve que familias que se han quedado sin trabajo y sin recursos han de sobrevivir con las ayudas de otros familiares e incluso sacan a los ancianos de las residencias para regresar al hogar familiar y subsistir con la pensión de estos. Los ancianos vuelven a ser un elemento esencial para el cuidado de nietos, más en este tiempo que la guardería se ha convertido en un servicio casi de lujo en muchas familias.

Con todo, aún sorprende que el gobierno siga insistiendo en que la resolución de la crisis viene porque los ciudadanos de a pie se “aprieten el cinturón” cuando con el panorama que hemos planteado, y que podemos observar a diario, ya prácticamente no existe “cinturón que apretar”. Frente a esta situación, llama la atención la falta de sensibilidad de los gobernantes, teóricamente elegidos por nosotros para que se preocupen del beneficio común. El ciudadano se ve impotente cuando el político al que le confió el voto ignora su promesa y no lucha por aquello que el votante ha dicho que debe luchar. Es aquí cuando la ciudadanía exige que las palabras y las promesas de los gobernantes pasen a ser acciones concretas que en la calle puedan sentirse.

“La gente vuelve a dar una lección a los poderosos”

Llegados a este punto necesitamos algo de luz sobre el panorama sombrío que se nos ha dibujado. Es algo con lo que muchas partes inmersas en esta situación coinciden, el ser humano común está muy por delante de sus gobernantes. Así mismo Garbiñe volvía a ser clara en su parecer: “Creo que la gente está más concienciada. Todos tenemos un familiar o un amigo que está pasándolo mal y eso no se nos escapa. Todos nos indignamos cuando echan a una familia de su casa porque han dejado de pagar la hipoteca para dar de comer a los hijos, mientras vemos que personas como Bárcenas se han llevado dinero. Pero sólo hay que ver cómo el Banco de Alimentos hace una recogida y supera por mucho lo que esperaban recoger, o que Cáritas está sin poder dar abasto de todo lo que tienen que atender. De alguna manera, la gente vuelve a dar una lección a los poderosos”.

El parecer de Garbiñe parece compartido por mucha gente y el ejemplo que ella pone de la recogida de alimentos es muy clarificador. Nos volvemos a encontrar en la dicotomía de un Gobierno, que parece más interesado en solucionar la situación de las grandes compañías, grandes multinacionales y empresas poderosas, que de solucionar la situación cotidiana de la sociedad. El Gobierno que sube impuestos a los que menos tienen y deja a muchas familias en el umbral de la pobreza o en la propia pobreza. Pero, aunque la sociedad esté viviendo con lo mínimo, nos encontramos cada día con el ejemplo de familias que donan un paquete de legumbres, de arroz o una botella de aceite para que una familia pueda comer durante unos días. De nuevo la gente de la calle da una lección a sus gobernantes, que parece que no sepan cómo actuar en tiempos de extrema necesidad.

Pocas ayudas para la mujer en tiempos revueltos

La condición de las mujeres y sus derechos también ha sido tema de lucha desde hace años, y hay organizaciones que en pleno siglo XXI aún siguen luchando por los derechos de las mujeres; ¿pero qué pasa cuando estas organizaciones no reciben ni ayudas ni subvenciones? ¿Cómo ayudarán estas organizaciones a mujeres que lo necesitan si ni siquiera las organizaciones reciben ayudas? Ayudas que teóricamente deberían recibir por parte de las instituciones.

Campaña de sensibilización de Emakunde. (Emakunde)

Campaña de sensibilización de Emakunde. (Emakunde)

Recurrimos a una de las voluntarias de Emakunde para que nos hable sobre cómo están viviendo en estos momentos, y aunque no ha accedido a desvelar su identidad, se ha mostrado muy interesada en colaborar: “La igualdad de los derechos es un factor determinante en nuestra sociedad y siempre me ha interesado. Hoy en día en nuestra sociedad es un factor de suma importancia; las mujeres siempre han estado luchando por sus derechos y me apena ver que aún en el siglo XXI haya tantas desigualdades.”

En estos tiempos las ayudas a personas que lo necesitan deberían ser prioritarias y más a organizaciones que hacen llegar esa ayuda a muchas personas necesitadas. “Siempre he podido ayudar lo más posible e involucrarse totalmente en la realidad que les rodeaba. He podido conocer mujeres que se encontraban en situaciones dificultosas y he visto su proceso de principio a fin y eso también, me ha ayudado a ser fuerte conmigo misma. Y el hecho de que las mujeres que he ayudado me hayan llamado por teléfono tiempo después de haberlas ayudado y que me digan que su situación actual ha mejorado y que ahora se sienten felices, mejor y que me den las gracias es una sensación sobrecogedora y te llena de emoción”, es por estas pequeñas cosas por las que desde Emakunde creen que deberían potenciarse las ayudas.

Nos comenta también que no entiende cómo el Gobierno, en situaciones tan desfavorables, no esté por la labor de colaborar “más con lo alardea España, del desarrollo humano y la equidad entre mujeres y hombres”. Las pocas ayudas que organizaciones como Emakunde reciben están destinadas a ayudar a mujeres que han sido víctimas de violencia en el hogar, aunque estas ayudas siguen siendo insuficientes.

La colaboradora de Emakunde es clara en sus peticiones. Ella cree que no hace falta que las ayudas sean cuantiosas, sino que estas se mantengan en el tiempo, para que la labor de asociaciones como Emakunde pueda hacerse a más largo plazo.

¿Llegan las subvenciones a los discapacitados?

Nos centraremos también en un colectivo que recibe una serie de ayudas a fin de facilitar su rutina: los discapacitados. El Estado y las CCAA muestran un notable número de ventajas, las cuales, tratan de poner al alcance de las familias de personas con discapacidad. Aquí podemos ver algunas de ellas:

  • En el caso de tener un hijo con alguna discapacidad, los padres tienen derecho a una ayuda económica. El Estado cubre también los casos de adopción.
    • El importe de asignación para el año 2013 ha sido de 1000€ por hijo o acogido, si este es menor de edad y posee una discapacidad igual o superior al 33% (lo que corresponde a 500€ cada tres meses).
    • Si el hijo supera los 18 años y tiene una discapacidad igual o superior al 65% recibirá mensualmente 364,90€ mensuales, lo que al año hacen un total de 4.378,80€. Si éste mismo tendría un grado mayor de discapacidad que fuera igual o mayor que un 75% las ayuda asciende hasta recibir anualmente 6.568,80€ (547,40€ al mes)
    • Las prestaciones familiares se consideran rentas exentas del impuesto de IRPF (Impuesto sobre la Renta de Personas Físicas).

Existen otras ayudas vinculadas al material necesario para aminorar la discapacidad al igual que subvenciones destinadas al día a día. Por ejemplo:

  • Si necesitan comprar material requerido como sillas de ruedas o prótesis tendrán un 4% menos sobre el IVA.
  • Otro ejemplo es el caso de que se realice la compra de un vehículo a nombre de una persona con discapacidad. En esta ocasión no tendrá que pagar ningún impuesto de matriculación, al igual que se aplicará un gran descuento en la renovación del permiso de circulación cuando éste tenga que ser renovado en un plazo inferior al habitual.
  • En cuanto a las actividades rutinarias, cuentan con descuentos a la hora de desplazarse en los transportes públicos o privados. Esto es, si poseen vehículo propio tienen tarjetas de estacionamiento reservado y plazas de aparcamiento que estén cercanas al lugar donde residen. Desde el punto de vista del transporte público, tienen acceso a una tarjeta especial para el transporte urbano.
  • En el terreno escolar tanto colegios y guarderías, bien sean privadas o públicas tienen plazas reservadas para personas con discapacidad. Estas plazas se asignarán teniendo en cuenta el grado de discapacidad del solicitante, teniendo prioridad los mayores niveles. Siguiendo la misma dinámica de asignación optan a conseguir becas de acceso a guarderías, colegios, libros, comedor etc.

Estas son algunas de las ayudas a las que se tiene acceso. En cuanto a dónde se solicitan, las personas que quieran acceder a ellas deben acudir a las oficinas del Instituto Nacional de la Seguridad Social (de su localidad de residencia).

En el caso de las pagas, se cobra bien en la ventanilla de la entidad bancaria escogida o través de ingresos vía cuenta corriente o libreta. En el caso de que la paga esté destinada a personas menores de edad que son huérfanos, la paga la cobrará la persona que esté a su cargo, el tutor legal, quien se haga cargo de ellos.

Situación de muchas familias que requieren ayudas para poder cuidar a sus hijos. (El Mundo)

Situación de muchas familias que requieren ayudas para poder cuidar a sus hijos. (El Mundo)

Los datos que hemos recolectado están basados en una guía de ayudas sociales para las familias en el año 2013. En concreto se trata de un informe prestado por el Ministerio de Sanidad, Servicios sociales e Igualdad. Son muchas las ayudas con las que cuentan estas familias. En lo personal pensamos que a pesar de que el Estado no responde de manera plena a todas necesidades del ciudadano y teniendo en cuenta todas las sombras que hoy en día son desveladas, en el caso del colectivo discapacitado aparentemente si parecen estar respaldados.

De todas maneras, esto son datos. Creemos que sería necesario saber si a la hora de la verdad las ayudas llegan en el tiempo estimado, o incluso si llega. El 2 de enero de 2014 en La Sexta Noticias aparecieron una serie de afectados por los recortes en las ayudas a la dependencia que hablaban de que no recibían nada del Gobierno, a pesar de que cumplían todas las condiciones necesarias para recibir la ayuda. Estas declaraciones nos hacen pensar que, aunque en teoría las ayudas se ofrezcan, pocos son los que pueden beneficiarse de ellas para paliar su situación, o mejorarla.

Las instituciones ponen trabas a sus empleados

Los recortes también afectan a los profesionales que trabajan para las instituciones con competencia sobre los servicios sociales. Una de las psicólogas que forma parte del equipo de ARBUTZ, que ha preferido mantener el anonimato, nos cuenta cómo su manera de trabajar ha cambiado desde el 2008.

La Diputación Foral de Guipúzcoa está contratando empresas de trabajo temporal, que se quedan con parte del sueldo de sus trabajadores por gestionar los programas. “No es lo mismo que ser funcionario, ser funcionario tienes unas condiciones laborales mejores. Cuando terminan los plazos de contrato, que se hacen para 4 años, y eso se nota en los servicios sociales en donde la relación con el usuario es muy importante. Para favorecer la ayuda que se da y para que haga el cambio, es necesaria una confianza y compromiso. Si los profesionales están siempre cambiando y rotando no se crean estas condiciones de confianzas necesarias para trabajar desde la psicología”, nos cuenta preocupada la psicóloga.

Cuenta también que al ser empresas subcontratadas, algunos servicios se solapan, causando lentitud a procesos que funcionarían bastante mejor si fuesen más dinámicos. Se pierde al profesional como persona, y se da más valor al servicio. Ahora no se contrata una persona, se contrata un servicio y se estipula un número de psicólogos. Se contrata una empresa que pueda ofrecer lo que se necesita, da igual quiénes sean los psicólogos que trabajan este año o los que vayan a trabajar dentro de cuatro años.

Cuando preguntada sobre el presupuesto de 2014, dice que se alegra que hayan aumentado las partidas del presupuesto para las obras sociales, pero que cree que este no es el camino para una sociedad mejor. Ya que los problemas psicológicos de la sociedad no serán resueltos a través de un presupuesto más generoso. Ve el futuro a más largo plazo negro, porque para las instituciones no importan las personas, importan los números de casos, los números de intervenciones…

Años de manifestaciones que podrían llegar a su fin

En un principio, estos recortes no eran más que un pequeño aporte para mejorar la economía. El problema viene cuando estos “cambios” no surtieron efecto y la economía no daba indicios de mejora, por lo tanto decidieron realizar recortes de mayor envergadura y más ámbitos de la sociedad, estallando el descontento social. El estallido de manifestaciones, revueltas y reivindicaciones por parte de los más necesitados de la sociedad es ya una constante, puesto que entre ellos se encuentra la sensación de que están pagando los platos rotos de otros.

En 2010 decenas de organizaciones contra la pobreza se manifestaron por los ajustes diseñados por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, y aprobados por el Congreso de los Diputados. Estas medidas aludían al estado económico de los pensionistas funcionarios, personas en paro… entre otros colectivos. Algunas medidas que se tomaron en el año 2010 fueron:

“La reducción del 5% de los salarios a los empleados públicos, la congelación de las pensiones contributivas a partir de 2011, el endurecimiento de las medidas en materia de dependencia, así como la eliminación del régimen transitorio para la jubilación parcial y de la prestación por nacimiento, la reducción de la Ayuda Oficial al Desarrollo y de la inversión pública estatal son, en su opinión, propuestas injustas y estériles que exigen una respuesta global y contundente. Son injustas porque atacan al conjunto de los sectores más perjudicados y estériles porque no ayudan a la recuperación económica.”

Las organizaciones son importantes para la sociedad ya que aseguran con solidez la base de las políticas sociales que se establecen en el país. En consecuencia de las medidas tomadas por el Gobierno y el Congreso, la organización Ayuda Oficial al Desarrollo (AOD) padeció uno de los golpes más duros y la misma asociación pronunció el siguiente comunicado:

“El gobierno incumple con ello el Pacto de Estado contra la Pobreza, suscrito también por todos los partidos políticos con representación parlamentaria, de alcanzar el 0,7% antes de 2012 y el compromiso europeo de destinar el 0’51% de su RNB en 2010 para AOD. Igualmente consideramos muy preocupante e irresponsable la dialéctica de enfrentar las necesidades domésticas con las de los países empobrecidos”

Las organizaciones sociales contra la pobreza que se pronunciaron hicieron un recordatorio al Presidente Zapatero, como a los partidos políticos, en el que comunicaban que la imposibilidad de las medidas aprobadas con el pacto firmado en diciembre de 2007. En este tratado se comprometían a alcanzar el 0.7 % de la RNB para el 2012, algo que no ocurrió y ya se temía antes de llegar a él.

Como hemos venido comentado a lo largo del documento los recortes que están realizando los diferentes gobiernos están generando un conflicto cada vez mayor entre los ciudadanos y los gobernantes del país a causa de las decisiones que toman para solventar la mala situación. Esto ocurre desde los comienzos de la crisis, la única diferencia es que años atrás la masa tenía alguna esperanza ya que los políticos era lo que pedían, pero esta confianza con la que disponían se ha ido agotando año tras año sin ver prácticamente ningún tipo de solución ni mejora alguna. Lo que provoca que cada día seamos testigos de manifestaciones populares en nuestras ciudades.

Imagen de una de las más de 70 manifestaciones sucedidas en el pasado mes de noviembre, esta vez en Sevilla. (UGT Andalucía)

Imagen de una de las más de 70 manifestaciones sucedidas en el pasado mes de noviembre, esta vez en Sevilla. (UGT Andalucía)

El pasado noviembre algunos sindicatos organizaron una marcha en Alicante en la que participaron miles de ciudadanos con el objetivo de terminar con los recortes y en defensa de, tanto los servicios públicos, como en las pensiones. Esta marcha no fue organizada por casualidad sino que era parte de una jornada a nivel europeo. Solamente en España el numero de manifestaciones que se realizaron ese fin de semana llegaron a una cantidad de 70, el lema o slogan utilizado por todas las calles de las ciudades de España fue: “Emplea tu fuerza. Vamos a cambiar las cosas.”

El malestar ciudadano pronto podría tener fin en las calles por la nueva ley de Seguridad Ciudadana que el Gobierno plantea. Mediante esta ley se endurecerán mucho las condiciones para manifestarse, además de otorgar mayor poder a los policías y guardas de seguridad, que ahora podrán detener a la gente como otros cuerpos de seguridad. Las sanciones a manifestantes que resulten detenidos por “desórdenes público”, “ofensas a la bandera” etc. serán muy cuantiosas, algunas llegando a los 600.000€.

Veremos si esta medida resulta disuasoria o si la ciudadanía sigue convencida que su voz en la calle merece ser escuchada para mejorar la situación. La última herramienta que tiene el ciudadano para hacerse oír en un entorno cada vez más hostil con él parece que tiene los días contados, aunque como muchos profesionales nos han apuntado: “el ciudadano vuelve a estar por encima de sus gobernantes”.

Puedes ver o descargar este reportaje en formato PDF pinchando en:

Reportaje – Políticas sociales y ayudas

Z. Carranza, J. Frigerio, C. León, A. Manrique, I. Mendikute y L. Zabala.