Archivo de la etiqueta: CAV

No estás sola

violencia-genero-madrid

La diversidad, para muchos, significa riqueza, ya que aporta conocimiento y permite que diferentes culturas, creencias, formas de vida, etc., se den a conocer y se mezclen entre sí mientras que otros la conciben  como algo negativo, y ahí es donde surge el problema  Pero, ¿existe la diversidad en el mundo que nos rodea?  Vivimos en una sociedad donde a muchos les repele la gente diferente que pertenece a otras etnias, culturas, religiones, etc.,  e increíblemente  las personas del sexo opuesto. Por ello, hemos querido centrarnos en la violencia de género, una de las consecuencias más extremas de la desigualdad y que, desgraciadamente, está presente en la sociedad de hoy en día. Cada vez son más las instituciones que se crean para hacer frente a ello, y muchas que añaden este gran reto a sus objetivos. Sin embargo, muchas mujeres no son conocedoras de éstas, por lo que no son ayudadas de la manera en la que se merecen. Aquí, en nuestro entorno, ¿con qué ayudas cuentan las mujeres residentes en la CAV?

Aunque resulte increíble, según datos registrados en 2013, sólo en la Comunidad Autónoma Vasca fueron 3.732 las mujeres asesinadas a manos de sus parejas o ex parejas un 10%  más respecto años anteriores.

Captura de pantalla 2015-12-16 a las 13.01.17.png

Fuente: Información estadística de violencia de género (2013). Departamento de seguridad del Gobierno Vasco. Dirección de coordinación de seguridad. División de estudios y análisis. Área de análisis estadístico

Bizkaia es la provincia donde más casos se concentran, ya que más de la mitad de las victimizaciones se dan allí.  Sin embargo,  en Gipuzkoa,  el número de mujeres asesinadas se ha reducido respecto a 2012. A pesar de obtener el mayor número de casos en Gipuzkoa, al igual que en  Bizkaia, no ha ocurrido ningún asesinato (al menos, por violencia machista); la mayoría de las víctimas, 999 concretamente, han salido ilesas. A pesar de ello, no podemos bajar la guardia, ya que hasta no se consiga que ningún varón agreda a una mujer, no podemos decir que las cifras sean buenas.

Durante 2013, en toda la provincia de Gipuzkoa se registraron 268 órdenes de protección. Para ayudar tanto a las mujeres que se encuentran bajo esta orden, como a las mujeres que hayan sido víctimas de  violencia de género, la CAV cuenta con varios servicios que les prestan todo su apoyo como por ejemplo: SAV, Emakunde y, en menor medida, la Ertzaintza.

SAV

Captura de pantalla 2015-12-16 a las 16.39.30.png

Pilar Ibazeta está al frente del Servicio de Atención a Víctimas de la Violencia Machista del Ayuntamiento de Donostia. Tanto Pilar, como el gran equipo de profesionales que hay tras ella, ofrecen a las víctimas numerosos programas dedicados a resolver conflictos relacionados con la violencia de género. SAV ofrece un servicio completo a las mujeres y les proporciona un acompañamiento durante todo el proceso de divorcio, custodia, denuncia, y también información acerca de sus derechos, etc.

Desde SAV quieren trasladar a la víctima que toda mujer que se encuentre en esa terrible situación “tiene derecho a asistencia jurídica, a información preprocesal y a ser asistida tanto en el procedimiento penal como civil  que se pueda iniciar. A su vez, tiene derecho a una ayuda económica. Hay una ayuda económica específica para violencia de género”.

Quizás, lo más destacable de este servicio no sea la resolución de  situaciones o conflictos más desfavorecidos, sino el trabajo previo de detección que realizan. En muchas ocasiones, resulta imprescindible realizar esta labor previa, para así evitar que la situación llegue a ser más grave, y que la mujer se convierta en víctima de la temida violencia de género.

Por otro lado, creemos que son de especial importancia las campañas de prevención que realizan en escuelas y entre la gente joven. El camino hacia el cambio y hacia una sociedad más igualitaria comienza en los colegios. Si se logra concienciar a los más pequeños sobre la importancia de una sociedad más justa e igualitaria, será más fácil lograr erradicar las situaciones de desigualdad entre hombres y mujeres.

EMAKUNDE

Se trata de un organismo perteneciente al Gobierno Vasco, cuyo único objetivo es conseguir que haya una igualdad entre mujeres y hombres. En Emakunde se fijan, tanto en las administraciones públicas, como en la sociedad en sí. Intentan que no haya, ni se creen, desigualdades dentro de lo que a la esfera pública se refiere. Además de ello, cuenta con numerosos programas creados por y para la ciudadanía vasca, con el fin de poner punto final a este problema que, de una manera u otra, nos afecta a todos

Entre los diversos servicios de atención y ayudas para las mujeres víctimas de violencia de género (servicios, programas, proyectos…), Emakunde cuenta con diversos recursos residenciales a lo largo de toda la CAV, a disposición de quienes necesiten un lugar donde cobijarse a consecuencia de la situación de violencia.

Servicios de Acogida Inmediata

Gipuzkoa cuenta con el Centro Foral de Acogida Municipal Urrats, con 12-19 plazas disponibles, al que se accede mediante el Servicio Foral de Urgencias Sociales. Por otro lado, Donostia cuenta con su propio centro para estos casos: el Centro de Acogida Inmediata del Ayuntamiento de Donostia-San Sebastián, que cuenta con 14 plazas para estancias máximas de un mes. Este último es accesible a través de la Ertzaintza, la Policía Municipal o el Servicio Municipal de Atención a Urgencias para Víctimas de Maltrato y de Violencia Sexual. Por su parte, en Araba existe el Centro de Acogida Inmediata del Ayuntamiento de Vitoria, y en Bizkaia hay tres opciones: el Servicio de Urgencia de la Diputación Foral de Bizkaia, el Servicio de Acogida Inmediata y de Urgencia del Ayuntamiento de Barakaldo, y el Servicio de Acogida Inmediata del Consorcio Mungialde.

 Pisos de acogida

Araba cuenta con un total de diez pisos disponibles para mujeres víctimas de violencia de género y personas dependientes bajo su tutela, como pueden ser sus hijos. La ocupación de estos diez pisos, incluye un programa de acompañamiento que continúa incluso tras el abandono del piso.

Bizkaia, por su parte, cuenta con un número bastante más elevado de pisos y centros de acogida, disponibles tanto para mujeres maltratadas como para sus hijos/as y/o demás personas a su cargo. Concretamente, la cifra asciende a un total de 24 alojamientos (19 pisos, 3 centros de acogida de urgencia y 2 de media/larga estancia).

Gipuzkoa también dispone de un gran número de pisos donde estas mujeres pueden encontrar un refugio temporal. Entre los Ayuntamientos de los distintos municipios, cuentan con un total de 18 pisos de acogida a lo largo de todo el territorio gipuzkoano, en los que la estancia máxima oscila entre los 3-4 meses, siendo prorrogables (dependiendo del caso).

Ertzaintza

Desde la Ertzaintza se ofrecen  ciertos servicios a la mujer que se encuentre en esta situación de violencia de género. Cuando una víctima da el paso a denunciar al agresor, generalmente, el primer contacto  suelen tenerlo con la Ertzaintza. Éstos, se encargan  de atender las primeras necesidades de la mujer agredida, y si es pertinente, aconsejar a la mujer para que ponga una denuncia.  Si el caso es muy grave, la mujer es obligada a salir del domicilio familiar y es trasladada a un piso de acogida. Es por ello, que la Ertzaintza juega un papel crucial a la hora de ayudar a las mujeres a denunciar la violencia de género.En los últimos años las comisarías de la Ertzaintza están recibiendo más casos que nunca.

Una vez las mujeres están en manos de la Ertzaintza, éstos comienzan el procedimiento legal pertinente para iniciar un proceso judicial. Un vez analizado y tratado de urgencia el problema, los Ertzainas derivan a la mujer al SAV (Servicio de Atención a las Víctimas) y, en ese momento, la actividad realizada por ellos concluye.

Teléfono Bortxa

Con el fin de que las mujeres se sientan seguras y acompañadas, la Ertzaintza les pone a su disposición el teléfono Bortxa. Se trata de un dispositivo tecnológico que dispone de un enlace directo con las Unidades policiales, en caso de darse una situación de emergencia.

En la actualidad son 670 las víctimas que cuentan con este servicio, el 32% de ellas en Gipuzkoa. Las mujeres que disponen de este terminal es porque ellas lo han decidido así, ya que no es obligatorio tenerlo.

Su uso es muy sencillo. Las víctimas, con solo pulsar una tecla del terminal, acceden a los servicios mencionados anteriormente. Cabe mencionar que la configuración del teléfono no permite a la mujer realizar llamadas a otros abonados, aunque sí que puede recibirlas. El servicio es gratuito y está disponible las 24 horas del día, ofertando asistencia psicológica, información y orientación a las mujeres que padecen situaciones de violencia, de manera que éstas se sientan más escuchadas y acompañadas a lo largo del día.

Desde principios del 2016 el terminal  contará con una función más. Tendrán la posibilidad de acceder al Servicio de Atención Telefónica a las Víctimas de la Violencia de Género, recurso dependiente de la Dirección de Atención a las Víctimas de la Violencia de Género del Gobierno Vasco.

Descuidando teléfono “Bortxa”.

Toda aquella mujer que denuncia un acto de violencia de género, opta a este servicio. Muchas víctimas aceptan el servicio, en algunos casos sin saber qué es realmente o sin importarles para qué sirve. El caso es que te lo dan, así que lo tomas. Esta descripción muestra solamente un pequeño sector de afectadas… pero existen casos de mujeres que lo peticionan y que lo descuidan: lo dejan en casa y no lo llevan con ellas, no lo cargan y están sin batería… Realmente no se dan cuenta de la utilidad de esta herramienta y de la importancia de su buen uso; primero por su seguridad y segundo, para que la Ertzaintza no pierda el tiempo en hacer algo por ellas cuando ellas no se dejan ayudar o ponen trabas para que lo hagan. Eso sí, no hay penalización alguna para ellas. Nada. Ni siquiera les quitan el teléfono. ¿Por qué razón? ¿Por qué si una persona devuelve tarde un libro de la biblioteca municipal es multada sin poder coger un libro durante un tiempo determinado? ¿Por qué unos sí y otros no? Habría que, por lo menos, recuperar los teléfonos que no se están utilizando correctamente tras reincidir en ello. Porque no se puede insistir en ayudar a quien no quiere ser ayudado.

Ignacio Visiers