La desigualdad laboral, el cambio está en nuestras manos

Uno de los aspectos de la desigualdad de género que más preocupa en pleno siglo XXI es la diferencia existente entre mujeres y hombres dentro del mercado laboral. Esta desigualdad laboral ha disminuido notablemente en los últimos cincuenta años  pero aún siguen existiendo aspectos que se deben erradicar para llegar a la completa igualdad. La renta personal media anual en Gipuzkoa en el 2009 nos detalla la diferencia salarial que hay entre sexos: las mujeres ganan una media de 14.811€ mientras que los hombres una media de 26.049€. Además de esto, los empleos a los que optan las mujeres son de menor cargo que los de los hombres; las mujeres ocupan un nivel más bajo que los hombres en la jerarquía laboral.

desigualdad

Esta desigualdad existe en todos los ámbitos de la vida cotidiana y es palpable en la mayoría de las sociedades de hoy en día. Sin embargo, no es percibida por todo mundo. Hay un concepto que llaman techo de cristal; éste afirma que hay una barrera invisible que limita a las mujeres en lo que respecta al ámbito laboral y al social de una manera general. Aunque no todas las personas lo perciban, sí hay algo que sigue limitando a las mujeres y ese problema de ‘invisibilidad’ tiene como base la trayectoria histórica de los roles de la mujer.

Son muchas causas las que generan y exacerban esta desigualdad, y la gran mayoría tienen como base la educación y la cultura, el papel de los medios de comunicación, la desinformación de la ciudadanía en este tipo de temas, y el mismo desinterés de la población por no sentirse parte del problema ni de la solución.

Vivimos en constante violencia cultural que nos lleva a desigualdades en el día a día. Por ello, es importante hacerle frente. Sensibilizar a la ciudadanía es uno de los cambios más necesarios. Es imprescindible que la gente tenga criterio propio; que sean conscientes de la situación real y sobre todo que tengan una actitud proactiva. Para poder lograr esto, es imprescindible un cambio comprometido con la educación; trabajar con los agentes socializadores (familia, amigos, contexto y entorno), y trabajar el tema de la coeducación y del currículo oculto. A nivel personal, es importante alejarse de la pasividad y el conformismo; es imprescindible discutir y adoptar nuestra responsabilidad frente al problema.

desigualdad_social

Uno de los principales agentes de cambio son los jóvenes, pero uno de los problemas que caracteriza a este sector de la población es su desinterés general por la desigualdad de género. Este desinterés surge por la falta de conciencia y desinformación en el tema.

Recalcando el protagonismo y la importancia del papel que tienen los jóvenes para llegar a cambiar esta situación, tenemos que empezar por cambiar el modelo educativo, transmitirles nuevos valores y percepciones.

Mediante este video vamos a representar varios ejemplos de desigualdad laboral en nuestra sociedad: https://www.youtube.com/watch?v=BTLKUBrJc4o

Y para concluir, adjunto el reportaje que hemos realizado sobre el tema:

Reportaje

Autores: Jose Capellín, Lucía Olaizola, Jone Gil, Nerea Valencia y Carla Del Valle De Lersundi

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *