Archivo de la categoría: Sin categoría

Enlace

LGTB KOLEKTIBOA

lgbt-flag

 

LGBT (Lesbiana, Gay, Bisexual eta Transexual) pertsona homsexual, bisexual nahiz transexualen multzoa adierazteko sigla da. Sarritan, LGBTI mugimendua ere deitzen zaio “I”-a Intersexual hitzetik dator.

LGBT kolektiboak  asoziazio ezberdinak ditu Euskal Autonomia Erkidegoan. Gehitu zerbitzua, adibidez; hain justu LGBT-ren barnean egon daitezkeen pertsonei edota beren familiei informazioa eta laguntza eskaintzeko sortua. Espainian aipagarriena Federación Estatal de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bixesuales da (FELGTB), Espainiako LGTB kolektiboari eta horien ingurukoei arreta eta laguntza zerbitzua.

Gehiturekin batera beste elkarte batzuk aurkitu ditzakegu, adibidez, Berdindu!. Pixkanaka administrazio publikoan toki hartzen saiatzen dira, errealitatea hau politikoki ere aitortua egon dadin, eta beste elkarte askok bezala egiten duten lanerako laguntza ekonomiko eta soziala jaso dezaten.

Erreportajea irakurri hemen: Gorputza presondegi

 

Restraining Order Essay

In restraining order essay view of this you should carefully consider what design you need your leaflets to have. Custom measurements if you like to be distinctive in imaginative if brochures can be produced. They are used typically to get your word out specifically in telling for your customers who you’re and everything you need to provide. Full color is generally accepted restraining order essay as the best option choice for pamphlets which have higher level of affect. Finally, look restraining order essay restraining order essay at the format of restraining order essay your brochure. Ensure that the communication is actually a well-composed one so you may quickly draw the interest of one’s buyers. In case you genuinely wish to achieve a successful brochure printing project, you ought not neglect every one of these necessary components that produce a fantastic brochure up.

References 1 no.8 (1985) child review educational training: nigeria, macmillan publishers ltd.

Just like when cooking it is the key component that spice your business up especially when it comes to advertising. Sigue leyendo

Pay For University Essay

They will deliver a check for http://bestessayonline.com/essay paper the worth of the bill to you. A few of these are considerable, such as the should reduce counterfeiting, such as deciding what direction to go with charges which have been destroyed, while others are less http://bestessayonline.com/ thus. You will desire to discover a way to redeem them due to their worth when you have a statement or even a variety of expenses that are ripped. pay for university essay They’ll probably try pay for university essay this for you personally, if the serial number is unchanged. As it could produce minor feeling togo through this much effort over just pay for university essay one dollar of course, it is best to do that with just larger variations or for a large number of broken expenses. Nevertheless, different worries have been come by with paper currency. Mail the entire statement towards the Treasury Team’s Bureau of Engraving.

A well planned and appropriately is vital for the achievement of your website.

It’s simple to try and take advantage of the currency in the choice’s shop. pay for university essay Go-to your closest lender and have them to restore the bill for you. pay for university essay This pay for university essay pay for university essay could not pay for university essay necessarily work. Report currency’s invention is one of the things that has elevated us from the Center pay for university essay Ages’ economics to pay for university essay a modern commercial culture. Recommendations Recording the portions back together as it is possible to applying recording that is transparent. There are several ways to start this. Be sure you point up the tips appropriately, and do not cover-up the serial variety of the statement.

Sigue leyendo

Please Help Me Write An Essay

Therefore, buy essay this page http://custom-essay-writing-help.com/buy-essays/ it is important that you likewise take care of the things that are minor like, so you can get your class back developing an outline, right format, incorporating illustrations, obtaining substance from diverse options etc.. Principle for publishing Dare essays Think about, what’s the key information that you would like to share for your viewers? The please help me write an essay initial several wrinkles is likely to be adding the topic that’ll be called since the introduction, as the body paragraphs could be discussing the concept at length whilst the conclusion could be providing a quick summary of the composition. If you should be applying any case study subsequently dont forget to say the origin. The theme is anything that makes a starting of the essay that will be further elaborated within the DARE essay that is returning. Art a plan before publishing DARE composition: Making an outline will only keep your moment while producing DARE essay, you can find other please help me write an essay ways of please help me write an essay creating format, all you have todo is look for it in order please help me write an essay to find the right and simple outline for CHALLENGE essay. Sigue leyendo

La inmigración en el País Vasco

La movilidad de las personas es un fenómeno global de gran actualidad y sus consecuencias son palpables a nivel regional. La migración es  un concepto que cuesta definir de forma imparcial. Sin embargo, dejando ideologías aparte la migración es una realidad, y como tal, debe ser abordada con la importancia que requiere.

Entre los años 2004 y 2012 el fenómeno migratorio ha desarrollado unos avances sin precedentes. Esto ha provocado un fuerte aumento de la diversidad haciendo que esta se convierta en una de las características principales de la “nueva” sociedad vasca, que tiene como consecuencia la convivencia entre diferentes culturas.

Exíste una creciente presencia de personas inmigrantes en la Comunidad Autónoma Vasca que lejos de parar parece estar aumentando. Y es que la inmigración ha crecido más del triple desde el año 2004 hasta el año 2012, notándose este aumento sobre todo en la provincia de Guipúzcoa, donde esta ha crecido más del doble

diversidad-21

Con el tiempo no solamente han variado las cifras en la inmigración sino también los lugares de procedencia. En la actualidad, los lugares de origen más frecuentes en Euskadi son Marruecos y Rumanía que se corresponden con el 24% de la inmigración total. Sin embargo, la inmigración procedente de Colombia también ha experimentado un gran aumento. Esto, parece deberse a la similitud entre la cultura sudamericana y la hispana, lo cual permite mayores oportunidades laborales. Según nos cuenta Judy Coromoto, colombiana residente en San Sebastián,  “Cuando tienes trabajo la vida resulta más fácil. Yo siempre he tenido trabajo desde que estoy aquí, es probable que el ser colombiana me haya podido facilitar mucho la vida en este sentido”.

Aun así, a pesar de ser verdad que las personas procedentes de Sudamérica acceden con más facilidad a puestos laborales, según informa la encargada de Biltzen en San Sebastián, Jeanne, “los trabajos que realizan los inmigrantes procedan del lugar que procedan son los llamados de las tres “P”, es decir, Precarios, Peligrosos y Penosos”. Por lo tanto, es cierto que las similitudes culturales abren barreras para conseguir un trabajo, pero debería  ser evaluadas las condiciones que estos reúnen ya que generalmente son los que la gente local rechaza.

FOTOTO

Existe una idea generalizada de que las personas inmigrantes reciben más ayudas económicas que las personas del país vasco. Esto da lugar a tensiones debido a la difícil situación económica en la que se encuentra La Comunidad Autónoma Vasca. Sin embargo, las ayudas que se ofrecen son las mismas para todas las personas sin hacer distinción alguna entre lugares de origen. Desde Biltzen Jeanne explica que “Las ayudas son universales. Están para paliar situaciones de vulnerabilidad y riesgo de exclusión. Para poder acceder a ellas, tienes que cumplir unos requisitos, ya seas de Bergara o hayas nacido en Perú”

Por tanto la diversidad es nuestra realidad y como tal debe ser aceptada. Se deben plantear reformas que no solamente se centren en las políticas de acogida de las personas inmigrantes sino también que se dirijan hacia la integración y la convivencia.

20633178-diversidad-ilustracia-n-del-a-rbol-de-la-mano-multia-tnica-sobre-la-raya-de-fondo-archivo-de-capas-p

Como Isaac Newton decía “La unidad es la variedad, y la variedad en la unidad es la ley suprema del universo”

Clara Aizpún, Estíbaliz Fernández, Diego Hermoso, Marta Sáenz y Ana Villar.

Reportaje disponible en el siguiente enlace: La inmigración en el país vasco

El otro lado de la violencia de género

En las últimas décadas el tema de la violencia de género no ha pasado desapercibido para nadie, pues ha sido tema de debate en todos los círculos sociales. Casi la totalidad de la sociedad se ha volcado por la causa de la igualdad de género y por la erradicación de la violencia de género, lo cual ha llevado, por un lado, al nacimiento de diversas instituciones encargadas de velar por la igualdad entre hombres y mujeres y, por otro lado, a la creación de nuevas leyes y ayudas sociales para las víctimas de la violencia de género.

    Al haberse convertido en un tema tan sonado y al haber sido objeto de la opinión pública, se han llegado a conocer nuevos datos acerca de la violencia de género, como por ejemplo el número de denuncias anuales. Esto datos, recogidos generalmente por instituciones, han mostrado en los últimos años un aumento progresivo en el número de denuncias por violencia de género. Asimismo, el número de gente que se beneficia de las nuevas ayudas sociales ha ido en aumento en los últimos tiempos.

    Esto nos lleva a preguntarnos si dicho aumento en el número de denuncias por violencia de género en los últimos años podría deberse a que las medidas que se han estado tomando (campañas, políticas de igualdad, mayores sanciones) no están surtiendo el efecto deseado en los potenciales agresores o a que dichas medidas están motivando a un mayor número de gente a denunciar. Y, siguiendo en la misma línea, resulta inevitable plantearse también algo aún más importante, ¿Realmente ha aumentado la violencia de género?

    Para poder comprobar si ha aumentado realmente la violencia de género puede resultar ilustrativo recurrir a una de las instituciones que la tratan. Por ejemplo, el instituto vasco de la mujer, Emakunde,  ofrece un serie de datos sobre la violencia que vienen a decir, en resumidas cuentas, que ésta no ha hecho sino aumentar en la última década.

    Según los últimos datos publicados por Emakunde, la violencia de género ha aumentado (drásticamente) desde el año 2002 hasta el año 2011. El aumento se ha producido, principalmente, en la violencia a manos de parejas o exparejas, llegando en 2011 hasta un número de 3.699 víctimas. Además, en base a esos datos, puede observarse que las víctimas de la violencia de género son en su mayoría mujeres, aunque no debemos olvidar la existencia también de las víctimas de género masculino, pese a que el número de estas sea mucho menor.

       Lo que parece impensable es que la violencia de género haya aumentado de tal manera en la última década; ¿No se supone que las políticas de igualdad y la concienciación social en lo que respecta al respeto hacia el género femenino han sido fomentadas con fuerza en los últimos años?

    Estos datos hacen pensar que, pese al esfuerzo que se dice estar llevando para paliar la violencia de género y para promover la igualdad de género – la cual debería llevar al respeto mutuo entre géneros y a la consecuente reducción de la violencia en ambos sentidos -, no se está consiguiendo reducir o acabar con el problema, ni mucho menos, sino que parece que los niveles de violencia de género, teniendo como víctimas principales a mujeres, no hace sino aumentar y aumentar año tras año – con pequeñas bajadas de vez en cuando, pero que quedan ocultas bajo las posteriores subidas -. Con esto no se quiere decir que estos planes y demás propuestas para la concienciación social estén obteniendo el efecto contrario al que se proponen, cosa que parece demasiado perversa, sino que –  al menos en el ámbito de las relaciones sentimentales – no están consiguiendo acabar con la violencia, ni siquiera reducirla, o eso es lo que parece suceder, por lo menos, en el País Vasco si atendemos a los datos ofrecidos por Emakunde.

    Pese a los datos proporcionados por instituciones como Emakunde – los cuales no resuelven plenamente las cuestiones antes planteadas -,  la realidad de la violencia de género sigue siendo desconocida. Ahora bien, ¿quién mejor que un profesional que haya tratado directamente con el tema para arrojar un poco de luz sobre el asunto? Ana María Casado, abogada de oficio que trata el tema de la violencia de género, y Nerea Molins ex jueza del juzgado de violencia sobre la mujer nº1 de Guipúzcoa durante un año, tienen mucho que decir al respecto.

    Ambas coinciden en que el género que predomina entre las víctimas es el femenino. En lo referente a las víctimas masculinas, además de que tienden a ser más reacias a actuar por miedo a no ser tomados en serio, la jueza Molins nos cuenta que “La legislación española al completo favorece siempre a la mujer. Hay una diferencia de penas abismales en cuanto al castigo que se impone a un hombre o a una mujer. Y las mujeres no sólo denuncia más, sino que denuncian asuntos que no deberían ser denunciables”. Asimismo, la abogada A.M. Casado cuenta también que ha asistido a casos en los que “el hombre llegaba totalmente arañado y queriendo poner una denuncia a su mujer, pero cuando ella llegaba, se le adelantaba a poner la denuncia y aun estando ella sin ninguna lesión, el que acaba detenido era él”.

    El hecho de que los casos de víctimas masculinas sean llevadas por un juzgado de instrucción normal, siendo este mucho más lento que uno especializado (como es el de la mujer), parece  que no hace sino favorecer el crecimiento de denuncias por parte del género femenino.

    ¿Es totalmente cierto el aumento de violencia de género o es tal vez el número de denuncias lo que ha crecido, simplemente? Una vez planteada esta cuestión, hemos de tener en cuenta también las ayudas que las víctimas de violencia de género reciben; ya que en el caso de que la víctima fuese extranjera, esta recibiría un permiso de trabajo así como la suspensión de cualquier orden de deportación en caso de que la hubiera. En el caso de una víctima de origen nacional, esta podría no solo quedarse con los hijos de la pareja, sino que también recibiría una serie de ayudas monetarias.

    A pesar de todo, y en la búsqueda por determinar cuál es la realidad del tema, Nerea Molins y Ana María Casado nos dan su opinión. Ambas coinciden en que lo que realmente ha crecido no es más que el número de denuncias que se realizan: “La mayoría de casos de violencia de género surgen por denuncias en un matrimonio en crisis en el que la relación está deteriorada, se producen conductas agresivas que normalmente son por ambas partes, lo que pasa es que la mujer está más protegida” dice Molins, a lo que Casado añade que “ahora ha aumentado también que se denuncie cualquier cosa. Cualquier cosa en todos los ámbitos. El hecho de que en una riña entre novios, en la que el hombre la llame “puta” y la mujer le llame “gilipollas”se considere denunciable por ser violencia … Todo es violencia ahora, una discusión de “no te vayas de aquí” o “déjame al niño” y que el hombre le dé un empujón para apartarla, eso es violencia. La verdadera víctima que sufre maltrato psicológico  habitual, o que son agresiones físicas habituales, esa víctima muchas veces asume que el agresor cambiará, que a lo mejor lo que le está pasando es porque ella tiene cierta culpa y no suele denunciar”.

   Datos como los ofrecidos por Emakunde quedan eclipsados, en gran medida, por este tipo de declaraciones provenientes de profesionales que conviven día a día con la violencia de género: el problema no es que haya aumentado la violencia de género, sino que ha aumentado el número de denuncias, denuncias por hechos que no pueden entenderse como violencia de género. Lo que sucede es que el incremento de denuncias viene dado por un desconocimiento de lo que realmente es la violencia de género, ya que se denuncia, como dicen ambas juristas, “por cualquier cosa” y sin tener en cuenta o desconociendo las consecuencias de las denuncias, algo que parece importante a la hora de interpretar los datos y estadísticas ofrecidos por instituciones y otros; atendiendo a la definición que ambas juristas dieron a la violencia de género, ésta es un tipo de violencia que se caracteriza por la humillación y la degradación de la mujer por pertenecer al género femenino. Tal y como se puede suponer, este no es el caso en la mayoría de situaciones denunciadas, en las que lo que realmente sucede no es una degradación de la mujer, sino malos tratos o violencia doméstica, que consisten en diversas disputas dentro del ámbito familiar, que tienen como consecuencia daños físicos o psicológicos, daños en los que no viene incluida la humillación de una persona por pertenecer a un género determinado.

     Las medidas tomadas en los últimos años contra la violencia de género parece que sí han motivado un aumento en el número de denuncias; no obstante, esto no significa un aumento en el número de verdaderas víctimas de violencia de género. En cuanto a los agresores, parece que las medidas apenas han surtido efecto en ellos – pues, a juicio de estas profesionales, víctimas y agresores siempre han existido, y su número, si bien habrá variado, no lo ha hecho en unos números desorbitados -, mientras que sí que han tenido efecto en parte de la sociedad que, movida por el desconocimiento, se ha visto llevada a denunciar cualquier cosa como si se tratase de violencia de género.

     Esta igualdad que se intenta lograr desde hace décadas está lejos de conseguirse: el hecho de que se implanten tantas medidas que, en vez de suponer un acercamiento de los géneros, lo que hacen alejarlos aún más, no ayuda a esa idea de igualdad. Las sanciones que se imponen a los hombres no son proporcionales muchas veces, ya que en gran cantidad de ocasiones lo que se denuncia no es violencia de género, sino que puede ser simplemente un intercambio mutuo de insultos entre una pareja, pero que pueden desembocar en una grave sanción para el hombre, a diferencia de la mujer, que seguramente se verá beneficiada por ayudas sociales.

   Así, lo que se quiere hacer llamar justicia no es sino una manera de hacer injusticia, ya que no se es justo con el hombre en pos de lo que parece políticamente correcto, que es una suerte de discriminación positiva hacia la mujer. Con todo esto no se quiere decir que no exista ni violencia de género ni malos tratos; lo que se quiere aclarar es que si lo que se busca es la igualdad de género, pese a las evidentes diferencias entre ambos, no se pueden imponer unas sanciones mayores al hombre sólo por ser hombre y unas ayudas sociales a la mujer sólo por ser mujer. Queda en evidencia que estas medidas no fomentan la igualdad, sino una creciente desigualdad. Existe un juzgado de violencia sobre la mujer pero no de violencia sobre el hombre; ¿Es esto igualdad jurídica y legal?

     El problema no se ha solucionado, ni mucho menos: el perfil psicológico de las mujeres que son realmente víctimas de la violencia de género tiende a ser un perfil  que no denuncia y sigue sufriendo entre las sombras, pues padece una suerte de adicción a la situación en la que vive, mientras que el perfil psicológico de los agresores es el de alguien que no es capaz de sentir ningún tipo de lástima y a quien lo “políticamente correcto” poco importa. No ha aumentado el número de las víctimas de la violencia de género, sino que ha aumentado el quejarse por quejarse, el denunciar en muchas ocasiones situaciones que lejos quedan del verdadero sufrimiento que conlleva la  violencia de género.

     En efecto, parece manifestarse claramente la necesidad de una reeducación social, de manera que se dé una concienciación a nivel social de lo que significa la violencia de género – para lo cual los medios de comunicación podrían tener un papel nada desdeñable -, y una educación desde la infancia en la que el respeto al otro género sea vital, pues la convivencia entre ambos resulta inevitable. Una reinterpretación o reelaboración del código penal tampoco sería una mala idea. Así, con todo esto, quienes denuncian cualquier nimiedad verían dónde radica su error, quienes no comprenden lo que es la verdadera violencia de género comprenderían su significado, quienes agreden sin miramientos se lo pensarían dos veces, quienes buscan tan sólo el beneficio de las ayudas sociales tal vez se diesen cuenta del deleznable carácter de sus acciones y quienes padecen en sus carnes la adicción al sometimiento y a la humillación – por creer que “va a cambiar porque en realidad es bueno”-, empezarían a quererse más. Seguramente se pensará que todo esto es muy utópico, pero es más bien una cuestión de voluntad.

Para ver el texto en formato de reportaje, haga clic a continuación:

 el otro lado de la violencia de género

Christian Holke, Leire Pejenaute, Cristina Rodriguez, Laura Urio. 

foto portada

Tres testimonios, tres generaciones.

La mujer y España. 

Una historia del siglo XX. 

España, áspera y melancólica para Washington Irving; un lugar más para los que vivimos en ella. Y desde luego, turbulenta para el último siglo. El siglo XX, mirado desde la comodidad del año en el que nos encontramos resulta fascinante y tiene historia para rellenar páginas y páginas; una historia que a menudo despierta la curiosidad de muchos que no fuimos jóvenes en aquella España moralista y sin libertades. De eso surgen las próximas páginas: de la más absoluta fascinación por una época en la que nada se podía dar por sentado. Como en todas las “historias” del mundo, la mujer es la gran olvidada, su historia nunca se cuenta o se cuenta en contadas ocasiones, cuando la hazaña realizada es equiparable a la que haya hecho un hombre cualquiera. Las mujeres destacadas en la Historia, también en España, han sido excepciones y eso se merece una reparación que, aunque debería surgir de la sociedad, sólo se consigue con la aportación de pequeños granitos de arena de personas anónimas. Por eso, en las próximas líneas se han recogido los testimonios de tres mujeres que han querido aportar su granito de arena  y se han sumando a la causa de todas las mujeres.

Descarga a continuación:

http://www.youtube.com/watch?v=1MeVGbOjH7M  (vídeo-reportaje)

Reportaje 3generaciones (revista-reportaje)

http://www.youtube.com/watch?v=vdBp7FmejEE&feature=youtu.be (vídeo agradecimiento)

Miriam García, Oihane Ibañez, Irina López, Irati Santos

Buying Essay Papers Online

buying essay papers online Once you’ve turned amount six, provide the presents. Level 6 could be the stage you’ve to complete to provide gifts. Make an effort to reach an increased level compared to others. Place in a bunch of the flicks, as that may give you a bundle. Yes No Connections HOWTO inform a man you adore him For assisting thanks! If the individual who you welcomed gets to degree six, you will get 200 Legend Coins! Ad Steps Records that are various Goto buying essay papers online your bill.

“it arrived as not surprising for a lot of numerous essays from individuals over the land.

Level your figure up to degree 6. The overall game allows as you want you to make as much balances, thus all-is great. Yes No Crushes Making your break love you buying essay papers online Can you reveal about Crushes on Kids? To accomplish this, develop a lot of shows to the new bill. Yes No Crushes on Kids How exactly to become more confident around your crush Can you tell us about Icing Sugar? Wood for British users M.S.P for all of us consumers Ad Publish a listing of the gifts you wish. Sigue leyendo