Archivo del Autor: nerea.ramos

La gestión de residuos urbanos en el área de San Sebastián – Una realidad a la que hacer frente

SAN SEBASTIÁN. Son muchos los años en los que el Ayuntamiento de Donostia lleva trabajando de forma implicada por su preocupación por la Gestión de Residuos. En la actualidad, Alfonso Gurpegui, Concejal Delegado de Espacios Públicos, Ecología y Actividades Festivas, considera que existe una preocupación por los que son considerados los cuatro retos: el reto de la disminución del CO2, el reto de la biodiversidad, y , sobre todo, el reto de la reducción de residuos y la gestión de los residuos orgánicos.

gestión de residuos

El Ayuntamiento actúa

En la actualidad, el Ayuntamiento se ha comprometido por una gestión selectiva. Dicha gestión supone un 35- 37% de residuos. Desde los últimos 4 años ha subido cinco puntos, logrando un porcentaje de recogida del 41%. “Hay un objetivo que alcanzar para el año que viene” explica el concejal. Dicho objetivo consiste en lograr el 60%. Sin embargo, el propio concejal piensa que el Ayuntamiento “debería pensar un poco más. Tiene que observar y ver qué se puede regenerar y reutilizar”.Tras dicha reflexión, creen que es de gran importancia implicarse en los residuos orgánicos, algo en lo que llevan trabajando desde hace 3 años.

Amara fue el primer barrio de Donostia en formar parte del experimento. Tras los buenos resultados obtenidos desde entonces, se ha comenzado a realizar esa gestión selectiva de la materia orgánica en otros barrios Donostiarras. Sin embargo, el concejal opina que existen grandes diferencias por barrios: “algunos reciclan más, otros menos” comentaba Gurpegui. Que el reciclaje de los residuos orgánicos sea voluntario es un gran problema. Por ahora, sólo el 20-25% de la ciudadanía está comprometida por ello. Disponen la tarjeta para el quinto contenedor. Sin embargo, sólo el 7% le da uso a ésta. “Su utilización es muy escasa” explica preocupado el concejal. Tras el último balance negativo sobre la Gestión de Residuos y el Mediambiente de nuestra sociedad, queda patente la necesidad de concienciar al ciudadano sobre este problema, especialmente a las nuevas generaciones. Se puede deducir que, si se inculcan unos valores sostenibles desde los inicios de la educación sobre la importancia de gestionar el entorno de forma responsable, las nuevas generaciones estarán más sensibilizadas y será más fácil extender el uso de materiales reciclables, así como reducir el nivel de residuos que se vierten al ecosistema.

Gurpegui destaca la importancia de hacer hincapié en las primeras fases de la Gestión de Residuos, no sólo a la hora de tratar los deshechos, sino desde antes de su emisión. En sus propias palabras, “más que limpiar, no hay que ensuciar”. En otras palabras, si conseguimos reducir la emisión de residuos que vertimos al medioambiente, será mucho más fácil tratarlos y gestionarlos, ya que, en muchas ocasiones, el problema es la cantidad masiva de deshechos que generan los nuevos hábitos de consumo. Cuanto mayor sea el número de residuos a tratar, más complicada será la gestión de los mismos, ya que se dificulta el proceso de selección y el tratamiento que requiere cada uno.

Este tema está muy ligado al consumismo excesivo y al poder adquisitivo de cada estrato social, ya que la emisión de residuos es una consecuencia directa de los productos que adquirimos y usamos diariamente. Gurpegui afirma que cuanto más consumimos, más contaminamos y que el nivel de contaminación está estrechamente relacionado con los hábitos de vida: los barrios con un nivel adquisitivo mayor generan muchos más residuos que los barrios más humildes.

logo

Agenda 21

Fue la Organización de las Naciones Unidas quién propuso llevar a cabo el proyecto de la Agenda 21, que consiste en conseguir entre todos un desarrollo más sostenible en el siglo XXI. Es un plan estratégico que lleva en pie desde 1992 en diferentes países, incluido España. En lo referente al ámbito más local, como es más concretamente en la ciudad de San Sebastián, es el Ayuntamiento quién lo organiza, ya que es la AdminisCubos de puerta a puerta en Pasaia. E. VINAS tración la más cercana a los ciudadanos. De esta forma, mediante las ideas que va fomentando el Ayuntamiento y la consiguiente participación de la ciudadanía, se buscan dos finalidades.

La primera consiste en lograr un modelo de crecimiento que evite el debilitamiento del medio ambiente y que garantice un futuro mejor para la comunidad de cada localidad en la que se lleva acabo la Agenda 21 y para todo el Planeta Tierra en general. Por otro lado, la segunda supone llegar a un acuerdo entre la sociedad para gestionar los recursos de cada territorio municipal.

Alfonso Gurpegi se refiere al tema de la Agenda 21 como “una herramienta para trabajar el medio ambiente”, y explica que en San Sebastián hay dos líneas de Agenda 21: una para toda la ciudadanía y otra escolar que la lleva a cabo la fundación Cristina Enea.

El primer año que se llevó a cabo la Agenda 21 en San Sebatián, participaron 10 colegios y 2000 alumnos aproximádamente, mientras que el curso pasado las cifras ascendieron a 30 colegios y 14.000 alumnos. En el ayuntamiento de San Sebastián se trabaja la educación infantil mediante la Agenda 21 para concenciar a los más jóvenes de que mejor que limpiar, es no ensuciar.

image_gallery

España dentro de Europa

Dentro de Europa se pueden apreciar diferentes formas de gestionar los residuos. Países como España están optando por un sistema basado primordialmente en la incineración. Este sistema es, en mayor medida, perjudicial para el medioambiente por la cantidad de gases de efecto invernadero que generan. Joan Marc Simon, director ejecutivo de la compañia Zero Waste Europa,defiende que en España se habla demasiado de eliminar los residuos, cuando el gran reto es el reciclaje.

Bélgica es el modelo de gestión europeo al que se le podría calificar como modelo a seguir. Ha conseguido reducir la generación de residuos per cápita desde una cantidad de 550kg (en 1996) a 150kg en la actualidad. Y, de estos 150kg de residuos, se reciclan o compostan en 75%, aunque se sigue incinerando el 20%. Por otro lado, Holanda es un país que opta por la opción de la incineración, de los 630kg generados per cápita, a pesar de que se compostara un 60% y se enviara al vertedero otro 3%, incinera casi el 40% de sus residuos. España parece querer instaurar el modelo holandés. Reflejo de ello son los planes que se plantearon en Madrid y en Mallorca, en el que se plantea la incineración de más del 50% de los residuos.

Estos datos están unidos a la concienciación que cada país tiene con el reto medioambiental, en el que cada uno de ellos ha de dar su mayor esfuerzo para alcanzar un nuevo modelo de Gestión de Residuos que apunten hacia el Zero Waste (Residuo Cero), evitando modelos perjudiciales para el planeta. Los dos modelos mencionados son las dos caras de la misma moneda; el modelo a seguir de Bélgica, y el modelo a evitar de Holanda.

europa-espana[1]

Una de las formas de gestionar los residuos es la recogida selectiva. Por ello, actualmente los sistemas que más se utilizan en Euskadi son el Quinto Contenedor y el sistema de Puerta a Puerta, que añaden la materia orgánica a la tradicional división: vidrio, papel, plástico y resto. El Quinto Contenedor se utiliza para reciclar la basura orgánica que generamos tanto en la cocina como en nuestros jardines. Por ello, el objetivo principal de este contenedor es aumentar el reciclaje de la materia orgánica. Así, a los cuatro contenedores habituales, se le suma uno de color marrón, denominado como Quinto Contenedor.

Otro método de recogida de materia orgánica es el llamado Puerta a Puerta (PaP). Este sistema se caracteriza por recoger los residuos de manera más selectiva. Cada vivienda recoge de manera separada los residuos que producen.

Sin embargo, hay algo que ambos sistemas de recogida tienen en común: toda la materia orgánica que recogen va a parar a una planta de compostaje con el fin de reutilizarlo como abono o estructurador de terreno. El compostaje es un proceso para transformar la materia orgánica en compost, es decir, en abono natural. Dicha transformación no necesita ningún mecanismo, motor o gasto de mantenimiento. Este proceso, además, contribuye a que se puedan reducir las basuras de manera que no tengan que llevarse a vertederos.

Asimismo, en este reportaje de TVE se puede ver que Gipuzkoa es un referente gestión de residuos.

Puerta a Puerta y Quinto Contenedor

Desde hace tres años se han implantado en la Comunidad Autónoma del País Vasco, dos formas distintas de recoger los residuos orgánicos; el sistema de puerta a puerta y el quinto contenedor. En algunas localidades, se implantó el sistema Puerta a Puerta a pesar de que la mayor parte de sus habitantes estuvieran en contra. A día de hoy, se está comenzando a votar por cuál es el sistema que los ciudadanos prefieren.

El sistema de Puerta a Puerta es especialmente conflictivo porque tiene divididos a muchos de los ciudadanos en los que se implantó este sistema. Por una lado, se encuentran los defensores del sistema que afirman que puede lograr reciclarse hasta un 90%, mientras que, por otro lado, se encuentran aquellas personas que lo consideran como un sistema anti-higiénico.

Como hemos mencionado con anterioridad, el PaP es Un habitante de Pasaia depositando la basura en el quinto contenedor tras su instauración el pasado octubre. J. COLMENERO un sistema de recogida selectiva. Así, los residuos que generamos en nuestros hogares se recogen de manera separada. De esta forma, se fija un calendario de frecuencias tanto para depositar como para recoger los residuos ,evitando así que la basura permanezca en las calles de manera indeterminada.

Dentro de este sistema, en Gipuzkoa se utiliza un “pincho” situado en la calle, correspondiendo un “gancho” con un código especifico a cada ciudadano. No obstante, para aquellas personas que no puedan ajustarse a los horarios de recogida establecidos, existen los llamados “puntos de emergencia”; estos puntos son recintos cerrados para depositar residuos a cualquier hora y cualquier día. Sin embargo, para acceder a ellos es preciso poseer una tarjeta identificativa.

Puerta a puerta

En lo que concierne al Quinto Contenedor, es un container extra que se añade a los cuatros tradicionales, a saber, verde (para el vidrio), azul (para el papel y el cartón), amarillo (para envases y plásticos) y resto. Este Quinto Contenedor se usa para reciclar materia orgánica, y su objetivo es aumentar la recogida selectiva de este tipo de biorresiduos.

Alguna de las ventajas que ofrece este sistema, es que se reduce la cantidad de basura, disminuyen las emisiones de CO2, permite producir energía renovable y evita la contaminación de suelos y/o acuíferos. El uso de este sistema es el siguiente: se desechan los residuos en bolsas biodegradables -en algunos ayuntamientos también se dan cubos a los ciudadanos, para que sea más cómodo y fácil bajar la basura-. Para poder acceder al Quinto Contenedor, es preciso poseer una llave que abre y cierra el container -en algunos casos, es llave puede ser una tarjeta con chip-. Por último, estos biorresiduos van a parar a plantas de biometanización o plantas de compostaje.

quinto contenedor

Entrevista a Unai Rey

Para saber más sobre el Puerta a Puerta, entrevistamos a Unai Rey Ortiz en Hernani ya que convive diariamente con ello.

Pregunta (P): ¿Desde cuándo está implantado el sistema de recogida puerta a puerta en Hernani?

Respuesta (R): Yo creo que aproximadamente lleva implantado unos cinco años, desde 2011-2012.

P: ¿Cuáles crees que son las ventajas de este sistema?

R: La ventaja principal, tal y como se puede ver en los datos, es que se recicla más. Al final la recogida selectiva es mejor para el medioambiente porque como he dicho se recicla más.

P: ¿Y las desventajas?

R: Las desventajas yo creo que están ligadas a la ventaja principal. Y es que para la gente que no está acostumbrada a reciclar supone un desafío, porque se tiene que acostumbrar a la idea de sacar cada tipo de basura un día diferente y no cuando ella quiera.

P: ¿Cuál era tu opinión sobre el P a P cuando comenzó a implantarse en tu pueblo?

R: No lo recuerdo muy bien pero yo creo que sería buena. No me parece mala iniciativa. Y todo lo que sea para mejorar el medio ambiente y reciclar más es bienvenido.

P: ¿Y esa opinión ha ido cambiando a lo largo del tiempo?

R: No. Yo creo que se ha mantenido, o incluso ha mejorado. Porque en mi opinión es todavía más cómodo que el sistema tradicional; puesto que vivo en una casa, no en un piso, y me parece mucho más cómodo bajar al portal a sacar la basura que ir hasta los container, que al final nos tengo a unos cincuenta metros. Además en mi casa se ha reciclado desde siempre y tampoco ha supuesto un problema extra.

P: Ha llegado hasta nuestros oídos que ahora desde el Ayuntamiento de Hernani se están planteando realizar una votación acerca de si seguir o no con este sistema de recogida de basuras. ¿Qué opinas sobre esto? ¿No crees que se debería haber realizado dicha votación antes de implantar este sistema?

R: Sí, yo creo que no hubiera estado mal haber realizado una votación antes de implantar cualquier sistema. Pero si la realizan ahora, cinco años después, tampoco estaría mal. Yo lo hubiese hecho antes. Pero entiendo que teniendo –EH Bildu- mayoría absoluta como la tenía en el ayuntamiento, estaban en todo su derecho de poder hacer lo que han querido. Pero moralmente igual no era lo mejor. No obstante yo creo que saldría igualmente que sí en la votación, aunque muy ajustado. Al final hay mucha división con respecto a este tema, y se ha visto en las últimas elecciones municipales que a EH Bildu le ha arrastrado bastante este tema del puerta a puerta.

Link del vídeo de la entrevista: Entrevista a Unai Rey

¿Y con los residuos de otra tipología qué?

Otro de los mayores retos al que se enfrenta San Sebastián tiene que ver, a parte de los residuos generados en el hogar, con los desechos generados tras la realización tanto de nuevas proyectos como de rehabilitaciones o adecuación de nuevos espacios urbanísticos. La gestión de estos residuos también representa un problema real al que los países y en especial las grandes urbes y focos de población deben hacer frente.

Por la parte que toca al equipo de gobierno del Ayuntamiento de la capital Gipuzkoana, es Enrique Ramos, concejal de Urbanismo Sostenible, encargado de su gestión.Nos indicó que todo es “absolutamente censado por ley”, expresó la exigencia de una serie de medidas y normas específicas para cada uno de los diversos planes de construcción. Así, desde la concejalía no tienen más que cumplir esa serie de normas. Hablaba por ejemplo del derribo de una antigua fábrica en la zona de Txomin, donde “siendo un edificio que tenía amianto, hay una normativa específica sobre cómo derribarlo de una forma determinada. Los residuos tienen que ser llevados a un vertedero especial, etc. […]se hacen siempre en atención a lo que se está derribando teniendo en cuenta los materiales que tiene cada casa, realizando una selección específica donde se hace una separación…”.

Se establece por tanto, que la gestión de los residuos es realizada con extrema presencia de la legalidad y con la seguridad y certeza de que las eliminaciones y derribos que se llevan a cabo, se realzan de la forma más adecuada para cada caso.

residuoses

El problema medioambiental no es moco de pavo para estudiantes

Rubén T.M – Estudiante de Comunicación

La falta de concienciación en las aulas sobre el tema de la gestión de residuos supone un problema que no parece que nos resulte importante.

¿Por qué? ¿Por qué resulta tan poco calado en la sociedad el problema del reciclaje o la gestión de residuos? Parece que sí, que se entiende lo que es y que todos vemos diariamente lo accesibles que tenemos todos los distintos contenedores. Pero el problema no está en la información (o sobreinformación en algunos casos), sino en la concienciación.

Que a día de hoy en España se depositen más de la mitad de los residuos generados en vertederos nos debería dar vergüenza, no gustamos en Europa; la Agencia Europea de Medioambiente ya ha reconocido y alabado la gestión en el ámbito del tratamiento de residuos a paí- ses como Bélgica, Países Bajos o Alemania, países donde la concienciación y la responsabilidad ciudadana con la correcta gestión de los residuos les ha propiciado que Eurostat les considere a la cabeza del reciclaje en Europa, por cierto, muy distantes de ese escaso 43% de materia reciclada en nuestro país.

Una buena educación en edades tempranas no es tema baladí, desde pequeños nos enseñan a que no hay que robar, pegar ni faltar al respeto, a parte de muchos valores morales más, ¿por qué no enseñarnos entonces a mantener sano el planeta con una buena gestión del medioambiente? Sinceramente, la educación propiciada tanto por Gobierno Vasco como por el Ministerio de Medioambiente resulta descaradamente insuficiente, a la vista están los datos. Nos debería importar hasta el punto de querer cambiar el sistema educativo para que cada acción realizada en las aulas fuera también pensada desde el ámbito del ahorro y defensa medioambiental, se me viene ahora a la cabeza a cantidad de papeles que se derrochan a diario, y como estos en su mayoría acaban en la basura en vez de en la papelera. Y es que el problema medioambiental no debería, para nada, ser moco de pavo.

Reportaje completo AQUÍ.

Amaia Conde, Tamara Errazquin, Alex Olloqui, Nerea Ramos, Rubén Tena, Kevin Vachier