Archivo del Autor: irati.jara

SILENCIOSO Y SUTIL…

1 HOJA

57 mujeres asesinadas en 2015 a causa de la violencia de género. 57 personas muertas en manos de sus parejas o exparejas. Es la máxima expresión de superioridad de un hombre hacia una mujer, el gran escaparate de la desigualdad de género. Pero la desigualdad de género no radica unicamente en esas 57 mujeres, se encuentra también en las pequeñas cosas, en los gestos más sutiles y desapercibidos de la vida cotidiana; estamos hablando, por supuesto, de los micromachismos.

La violencia invisible

El micromachismo se trata de un conjunto de actos por parte de la figura masculina que hacen que abuse de su poder. Es una especie de violencia que se da en la vida cotidiana. Se da una manera tan sutil que suele pasar desapercibida, pero refleja las actitudes machistas y la desigualdad de las mujeres con respecto a los hombres. Viene del término micropoderes, procedente del sociólogo francés Foucault. El micromachismo es la base de las demás formas de violencia de género; del maltrato psicológico, emocional, físico, sexual y económico. Es ese tipo de desigualdad, que por su intensidad no mata y pasa desapercibido, es cotidiano y en muchos casos aceptado también. Son machismos que se propagan con una facilidad pasmosa y muchas veces se dan por buenos o aceptables. Esto ocurre porque están tan interiorizados que apenas los percibimos o porque son considerados pequeños e insignificantes y no les damos relevancia. Pero lo cierto, es que lo son muy importantes. Son pequeños detalles que no permiten ni a hombres ni a mujeres avanzar en igualdad.

El día a día de cada persona está repleto de acciones, de gestos y palabras cargadas de sentido o intencionalidad; es cuestión de todos poder detectar aquellos mensajes que atentan contra la libertad. Expresiones del tipo “no sabe aparcar, seguro que es una mujer”, “eres una nenaza, “los hombres no lloran”, “si querías trabajar haberlo pensado antes de tener hijos/as” o realidades como que en los baños públicos siempre el cambiador de bebés está en el femenino… son claros ejemplos de micromachismos.

Micromachismos disfrazados de halagos

Son muchas las personas que consideran los ‘piroposcomo halagos, nada violentos, que se deben aceptar y, en cierto punto, que nos deben hacer sentir bien porque que nos los digan supone que somos atractivos. Pero, ¿qué hay detrás de los piropos? Cánones de belleza y presión estética, acoso callejero, miradas, lenguaje sexual agresivo y, en demasiadas ocasiones, tocamientos y persecuciones. Y así, un suma y sigue de cuestiones que no son ni pequeñas ni insignificantes y que marcan el inicio de otros comportamientos más graves, germen de la desigualdad más profunda que sufren las mujeres por el mero hecho de serlo.

BUENA FDGFSDGFSD

Tipos de micromachismos

Los micromachismos, como casi todo en la vida, también se pueden clasificar. La autora Lula Gómez diferencia cuatro tipos: los encubiertos, los de crisis, los utilitarios y los coercitivos.

 ENCUBIERTOS

Los micromachismos que intentan imponer la “verdad” masculina, haciendo desaparecer las capacidades femeninas. Los micromachismos se dan en los silencios, en los paternalismos, en el “ninguneo” y en el mal humor manipulativo.

 “Calla que papa está enfadado, viene muy cansado del trabajo”

 LOS DE CRISIS

Intentan forzar la permanencia en el Statu quo desigualitario cuando éste se desequilibra, ya sea por aumento del poder personal de la mujer o por disminución del poder de dominio del varón.

 “Tú sabrás qué hacer si trabajas” (refiriéndose a las tareas domesticas)

 LOS UTILITARIOS

 Surgen de la no responsabilización del hombre sobre lo doméstico y del aprovechamiento y abuso de los roles tradicionales que asignan el cuidado a las mujeres.

 “Cariño, ya te he puesto el lavavajillas”

 LOS COERCITARIOS

 Se dan cuando el hombre utiliza la fuerza moral, psíquica o económica para ejercer su poder, limitar capacidad de decisión o la libertad de la mujer.

 “Ya conduzco yo, tú siéntate ahí y quédate como una reina”

machismo

Frases destacadas de las entrevistas

 Captura de pantalla 2015-12-23 a las 10.32.30

 Izaskun Barbier

Fundadora de la asociación por la igualdad de género y contra la violencia hacia las mujeres Bekoz Beko, en Pasajes Antxo, Izaskun Barbier es licenciada en Relaciones Públicas y se encuentra cursando un Master en Community Management y Dirección de Redes Sociales. Es la organizadora de la plataforma Woman in Web, TEDX Pasaia y Leihotik Plazara.

  • “La autodefensa feminista es esencial porque no solamente es algo físico, sino que te ayuda a ver ciertas actitudes que tienen los hombres hacia ti, ayudándote así a pararlos a tiempo.”
  • “Hay que dejar a las mujeres que actúen como quieran, que estén en el poder y que demuestren de lo que pueden hacer.”

  • “Cuando te ofrecen un puesto que te va a requerir más tiempo, lo primero que haces es pensar: “¿puedo? tengo que cuidar a mis hijos, cuidar a mi madre, mi marido…”. El hombre no se plantea esas cosas…”

  • “Los niños y las niñas siempre están juntos. Llega una edad en la que ya empiezan a separarse. Eso es culpa nuestra… es culpa nuestra.”

  • “Aquí́ no hay propiedades de nadie; yo soy mía y tu eres tuyo. Mi cuerpo es mío y mi cabeza también.”

 

IMG_8791(1)

Duñike Agirrezabalaga

Abogada de profesión, Duñike Arrizabalaga desempeñó diversas responsabilidades en los gobiernos de coalición con Odón Elorza, primero en Ezker Batua y luego en Alternatiba, formación que creó junto a Oscar Matute. Actualmente, milita en el PSE y es concejal delegada de Barrios y Descentralización, Corresponsabilidad cívica, Igualdad y Cooperación en el Ayuntamiento de San Sebastián.

  • “Desde el mundo feminista se exige que las políticas también tengan una mirada y una perspectiva de género, y aunque se considera que tiene que ser un tema transversal, tiene que haber un órgano promotor que tire de ellas.”

  • “El objetivo de la concejalía en la que trabajo es conseguir la igualdad de oportunidades de la mujer, relacionadas sobre todo con la participación política”

  • “Vivimos en un mundo en el que muchos padres trabajan y no le dedican el tiempo suficiente a sus hijos, a los cuales también se les protege mucho y se les quita mucha autonomía, entonces se producen muchas contradicciones igualitarias donde al final se hace lo que se quiere”.

  • “Ahora por lo menos se empieza a ver este tema como mal visto en la sociedad, hace 20 años se presumía de ser machista…”

  • “El día que desaparezca la concejalía de igualdad es que ya habremos llegado a cotas muy importantes.”

  • “Hay ocasiones en las que hay que visibilizar a la mujer para darle valor, y entonces para que ésta ocupe puestos de dirección llega un momento en el que hay que empezar a aplicar medidas de discriminación positiva.”

  • “Es cierto que existen empresas que trabajan mayoritariamente con mujeres, pero que les ofrecen salarios mucho más bajo, como por ejemplo las empresas de limpieza.”

  • “Lo primordial es dinamizar el problema de la desigualdad, hacer que las personas que ya están concienciadas ayuden formar a las demás. Si escuchas a alguien decir una barbaridad se lo tienes que decir, aunque solo sea para que vea que su opinión no es unánime.”

 

Captura de pantalla 2015-12-23 a las 12.29.05

Maite Larraz

Maite Larraz Iribas estudió y se doctoró en la Universidad Complutense de Madrid en Ciencias Físicas . Trabajó como profesora de física en Portland, Estados Unidos, compaginándolo con un voluntariado con mujeres mexicanas. En 2001 vino a San Sebastián, y comenzó́ a trabajar en la Universidad del País Vasco y en diversos colegios. Actualmente está trabajando como profesora de bachiller de física. Ha sido feminista desde siempre, y desde su ámbito intenta mejorar las desigualdades de todo tipo, sobre todo las que se producen sobre las mujeres.

  • La desigualdad de género es desde mi punto de vista, la mayor injusticia que se comete ahora mismo en el mundo y la mayor, no porque sea más importante que otras, sino porque es a la que se le da menos importancia.”

  • “El pensamiento que le viene a la gente cuando les haces notar algún tipo de “micromachismo” o de actitud violenta de género es “ya está ésta”, les ves en la mente “ya está esta con lo de siempre””.

  • “En educación prácticamente somos todo mujeres pero luego cuando llegas a los puestos directivos te das cuenta de que sorprendentemente ya no hay tantas.”

  • “El nivel cultural afecta, la única manera de evitar esto es educando. Ya veis la violencia de género “si maltratas te van a caer más años” ¿alguien ha visto la disminución en el número de muertos en maltratos etc..? Yo no, llevo años siguiendo esas cifras y no hay disminución, el miedo al castigo no funciona.”

  • “Los niños no nacen creyendo que sus amiguitas son menos que ellos, eso es algo que se hace, y cuando ellos son capaces de entender lo que están recibiendo ya empiezan a discriminar.”

  • “Para que una mujer llegue a un puesto directivo tiene que ser buenísima, o haber adoptado “vida de hombre” es decir, no tener hijos o que sus hijos los cuide su pareja o alguien a quien contrate.”

  • “A los hombres hay que concienciarnos. Hay que decirles que ser hombre es muy cómodo. Es tan fácil…. que hay que decirles: hasta aquí́ hemos llegado. Esto no puede seguir así.”

  • “La igualdad tiene que estar arriba, no abajo. Obligar al hombre a bajar a los niveles donde estábamos nosotras a mí no me parece la manera. Concienciarse si, pero lo que hay que hacer es empoderar a la mujer y que todos estemos en el mismo sitio.”

Captura de pantalla 2015-12-23 a las 12.29.38(1)

Puedes consultar haciendo click aquí un reportaje más extenso sobre este tema.

Leire Amézaga, Aitor Ansa, Jon Guezala, Irati Jara y Luis Suárez